La Mazda CX-3 es un modelo que combina la comodidad de una SUV con el dinamismo de un automóvil compacto, prestaciones que son combinadas gracias a la aplicación del diseño KODO y la tecnología SKYACTIV, elementos que forman parte de los ADN de los vehículos de la marca japonesa y mediante los cuales se logran características como: comportamiento dinámico, conducción deportiva y un consumo eficiente de combustible.

Esta SUV incorpora el motor 2,0 L entrega 146 caballos de potencia a 6.000 r.p.m. y un torque máximo de 142 libras-pie a 2.800 r.p.m. con transmisiones SKYACTIV-MT o SKYACTIV-Drive, ambas de 6 velocidades.

El exterior de este modelo corresponde al diseño KODO, donde Mazda ha priorizado los atributos que una persona percibe cuando se sube al vehículo y empieza a conducirlo, producto de su filosofía Jinba-ittai que habla de la unión perfecta entre el conductor y su vehículo para tener una respuesta precisa en el momento indicado.

Gracias a la filosofía Jinba-Ittai, el nuevo modelo permite que el conductor sea uno con su vehículo al adaptar la posición ideal de manejo y a la respuesta precisa a todos los comandos de quien lo conduce. La gran experiencia de manejo se complementa con el bajo centro de gravedad que genera una mayor estabilidad que inspira confianza a altas velocidades y en curvas

La Mazda CX-3, viene equipada con el sistema de info-entretenimiento Mazda CONNECT, el cual permite acceso a audio, comunicación, emisoras y programas de opinión a través de Internet*, navegación GPS, entre otros. Las funciones de este sistema se visualizan en una pantalla táctil TFT de 7” ubicada en la parte superior del panel de instrumentos y se controla por medio de comandos de voz o del botón multicomando, permitiendo una operación intuitiva y rápida de cada una de las funciones principales.

En cuanto a seguridad, la SUV incluye suspensión delantera tipo McPherson y suspensión trasera de barra torsional; con bujes de suspensión más firmes y espirales y amortiguadores reforzados, elementos que en conjunto brindan mayor confort y estabilidad mejorada a alta velocidad. La dirección es asistida eléctricamente, adaptada al peso del Mazda CX-3, a un centro de gravedad más alto y a sus motores de mayor cilindrada.

Los frenos delanteros son de disco ventilado y los traseros de disco sólido, equipados con sistemas ABS, EBD y BA. Adicionalmente, incorpora Control Dinámico de Estabilidad (DSC, para versiones automáticas) y Sistema de Control de Tracción (TCS) que le permiten conducir con mayor tranquilidad, aún en situaciones de riesgo. Incluye exploradoras LED, luces traseras LED, luces de marcha diurna y sensores de parqueo traseros para las versiones Grand Touring.

En materia de seguridad pasiva, Mazda CX-3 cuenta con cabina SKYACTIV-BODY, una estructura de alta rigidez con sistema avanzado de absorción y distribución de impactos; barras de impacto lateral en las 4 puertas; apoyacabezas ajustables y cinturones de seguridad de 3 puntos para todos los pasajeros y 6 airbags.

Entre las características más destacables de este modelo, se encuentra que cuenta con el sistema i-ACTIVSENSE, el concepto de Seguridad Proactiva de Mazda que busca minimizar el riesgo de accidentes y maximizar las condiciones en las que el conductor controla el vehículo de forma segura.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente