El, 11 de Noviembre de 2014, escribí en este mismo medio, el periódico “El Sol”, un artículo de opinión titulado: “YO ME APUNTO A LA PETROMANÍA”. Era mi particular agradecimiento, a por el aquel entonces, alcalde de Bogotá, D. Gustavo Petro, por habernos devuelto la dignidad como personas e identidad como ciudadanos libres. Nuestros derechos civiles fueron quebrantados por el egocentrismo autoritario del injusto fascista Procurador Nacional de turno que violó la voluntad de la soberanía popular. La movilización y unión del pueblo permitió que nuestros derechos fueran respetados y Petro permaneció en la alcaldía que el pueblo libremente, con el sufragio del voto, le había concedido. Hoy, varios años después, ME REAPUNTO A LA PETROMANÍA para visibilizar que el miedo es un argumento de la caverna mediática de la derecha que ya no nos asusta y por encima de sus amenazas y odio está el deseo de vivir en un país en paz y libre.

petro4Después de escribir ese artículo de opinión fui amenazado y extorsionado por un grupo paramilitar que no consiguió callarme, pero si obligarme a vivir durante un tiempo en la clandestinidad hasta que finalmente me localizaron y fui agredido brutalmente, salvando mi vida por un golpe de azar. Consiguieron que cambiara mi lugar de residencia, pero no mi amor por Colombia, ni mi deseo de apostar por una cultura de paz y libertad. Por eso creo que ahora es el momento de dar paso al progreso, al futuro y permitir que las próximas generaciones puedan conocer un país diferente donde priorícense los derechos de las personas y los animales, se avance en el cuidado del planeta con apuestas en energías renovables, donde se luche por la igualdad, se proteja una sanidad universal y principalmente se respeten los derechos humanos. Sí, se puede. Ya conocemos el oscurantismo, opacidad, desigualdad y corrupción de los anteriores gobiernos. El mundo está cambiando y Colombia merece el cambio.

petro3Ya sabemos que en el pasado no se hizo y Colombia vivió enmudecida para el mundo, donde crecía la desigualdad, pero los gobernantes continuaban enriqueciéndose, aplicando en el pueblo la política del miedo y del odio. Se lucraron con un derecho tan básico como la sanidad mientras sus ciudadanos morían en las cunetas y especulaban con las tierras mientras sus habitantes sufrían desplazamientos forzados. Solo el miedo les mantuvo en el poder y en cuanto pudieron salieron huyendo como ratas con lo robado. Esos no pueden volver a gobernar. Su legado ha sido una paralización en todas las infraestructuras del país colocando a Colombia en una nación irrelevante y catalogada de tercermundista.

Es tiempo de cambio y de progreso y de sentirse orgullosos de haber nacido en el país más bonito del mundo, con mayor biodiversidad, un ecosistema inigualable y una gente maravillosa con ganas de avanzar y ser libres.

petro banner fondo

Es el momento de luchar juntos para recuperar todo lo que nos han robado y con un proyecto como el de Colombia Humana ser reparados en nuestros derechos, respeto, seguridad y dignidad. Es tiempo de paz. Es tiempo de cambio, por eso, yo ME REAPUNTO A LA PETROMANÍA.

Por: Iñaki Fernández Hinojosa