Meghan Markle lució joya de la princesa Diana durante su entrevista con Oprah

1588

En la primera aparición del programa de entrevistas “The Oprah Winfrey Show”, Meghan portaba una joya que llamó la atención de los espectadores. La duquesa utilizó un brazalete de diamantes que perteneció a la madre de Harry, la princesa Diana.

Si de algo presumió la princesa Diana, es de la impresionante colección de joyas que tuvo y de su asertividad para combinarlas en cada uno de sus outfits. Aunque existen reglas de etiqueta para que las mujeres combinen la joyería correctamente, ella siempre fue fiel a su propio estilo, desafiando en ocasiones los estrictos códigos de vestimenta impuestos por la realeza británica.

De acuerdo con Helena Luján, editora del blog de StyleSpring, tras la partida de la popular princesa del pueblo, los príncipes Harry y William heredaron su colección de joyas que, una vez casados, recibieron sus respectivas esposas, Meghan Markle y Kate Middleton. ‘‘Por este motivo, es común ver a la duquesa de Sussex con joyas de Lady Di. De hecho, se cree que Harry tomó dos piedras de uno de sus icónicos brazaletes y las incluyó en el anillo de compromiso de Meghan en 2017’’, comenta.

Su collar de oro y aguamarina escondía un mensaje

Otro dato curioso es que Meghan portaba un collar con tres colgantes de aguamarina, obra de la diseñadora de joyas Pippa Small. La pieza de alta joyería cuesta 1.600 euros, pero más allá del precio destacamos su significado. La aguamarina es una gema muy preciada que tiene propiedades asombrosas: calma la mente y reduce el estrés.

Son muchas las famosas que buscan este tipo de joyas para enfrentarse a momentos complicados. Y tal como lo llevaba Meghan es la manera correcta de utilizarlo para invocar la tolerancia y calma. No obstante, cabe mencionar que en 2019 lució el mismo collar “Collette” en una gira real por Australia.

Sus deseos de que Archie tenga una niñez normal

En la entrevista, Harry y Meghan manifestaron su deseo por darle a Archie una niñez tranquila y normal. Asimismo, el príncipe Harry ratificó su decisión de renunciar a la realeza, pues no quería que su familia experimentará lo mismo que él vivió en su niñez.

Muchos se preguntan si renunciar a la realeza es la única opción para otorgar una infancia normal al pequeño. Pues, los duques de Cambridge, William y Kate, también han demostrado el deseo de dar a sus hijos una niñez normal sin dejar de lado sus funciones monárquicas.

Esto se ve reflejado en la educación escolar que eligieron para los niños. El príncipe George y la princesa Charlotte asisten a instituciones mixtas, George está en la escuela Thomas Battersea y su hermana en el jardín de infantes Wilcox. Esto es importante ya que, según Luis Castillo de Educalinkapp, la educación mixta promueve la igualdad de género, fortalece la interacción y la convivencia, y vela por la pluralidad y la tolerancia. Por tanto, los niños se educan en ambientes de colaboración, igualdad y equidad.