Como parte de su compromiso de aportar a la calidad educativa como catalizador del desarrollo, la Fundación Argos entregó hoy a la comunidad el mejoramiento de la Institución Educativa Roberto Botero Morales, en Arroyohondo, Bolívar. Estos nuevos espacios benefician a más de 320 estudiantes.

Este mejoramiento, en el cual se invirtieron más de 640 millones de pesos, representa un paso más para hacer de la educación un motor de desarrollo, especialmente en las zonas rurales del país.

“Estamos felices de poder entregarle hoy a los estudiantes, profesores y a la comunidad educativa en general el mejoramiento de la infraestructura de la escuela Roberto Botero Morales. Trabajar por la calidad de vida de las comunidades y aportar a la realización de los sueños es una de las metas que desde la Fundación Argos nos hemos trazado. Nuestro accionar está muy enfocado en la ruralidad, pues es allí donde están las mayores brechas de inequidad, que es deber de todos contribuir a que disminuyan. Hoy nuestra labor en Arroyohondo ha culminado y empieza la responsabilidad de la comunidad de apropiarse de este espacio y de trabajar para que así se conserve, pues el desarrollo es un compromiso de todos”, afirmó Carolina Jaramillo Ferrer, directora de la Fundación Argos.

Algunas de las obras que se ejecutaron en esta institución fueron: Construcción del piso para el acceso a las aulas de clase y de la placa de la cancha, pintura de las fachadas, mantenimiento de cubierta, cambio de las puertas de las aulas, instalación de nuevas unidades sanitarias y la adecuación completa de la red eléctrica, entre otros. Este no es solo un proyecto de mejoramiento de infraestructura por parte de la Fundación Argos, también representa una transformación social al buscar que los estudiantes se apropien de las nuevas instalaciones