Hasta el Último Hombre, cuya historia también se desarrollaba durante la batalla de Okinawa, se centraba en la figura real de Desmond Doss, condecorado con la Medalla de Honor, el máximo reconocimiento en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, a pesar de su rechazo a portar armas mientras combatió en la II Guerra Mundial.

Tras el éxito de su último filme como director, Hasta el Último Hombre, Mel Gibson ya prepara su siguiente trabajo detrás de las cámaras, otro drama sobre la II Guerra Mundial titulado Destroyer, informó The Hollywood Reporter.

Gibson, que recibió una nominación al Oscar al mejor director por Hasta el Último Hombre, basará su nuevo proyecto en el libro de John Wukovits, Hell From the Heavens: The Epic Story of the USS Laffey and World War II’s Greatest Kamikaze Attack.

Rosalind Ross escribió el guion de la historia, que gira en torno a la batalla de Okinawa, en abril de 1945, cuando el navío estadounidense al que hace mención el libro resistió varios ataques kamikazes y se ganó la fama de ser inhundible.

El autor del libro basó su obra en entrevistas personales con supervivientes del suceso y con las misivas de los marineros durante el conflicto.

Hasta el Último Hombre, cuya historia también se desarrollaba durante la batalla de Okinawa, se centraba en la figura real de Desmond Doss, condecorado con la Medalla de Honor, el máximo reconocimiento en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, a pesar de su rechazo a portar armas mientras combatió en la II Guerra Mundial.

Doss fue vilipendiado por sus compañeros tras declararse objetor de conciencia, pero terminó por ganarse el respeto y admiración de todos ellos al salvar las vidas de 75 hombres en la batalla de Okinawa (Japón).

Gibson, que ganó el Oscar al mejor director por Corazón Valiente, sopesa actualmente un papel en The Six Billion Dollar Man, cinta protagonizada por Mark Wahlberg y escrita y dirigida por el argentino Damián Szifrón (Relatos salvajes).