ALGUIEN PREGUNTA: «Mi esposa tiene 52 años y apenas comienza la menopausia. Estábamos hablando de los cambios que ha estado experimentando y me preguntaba si existe la menopausia masculina. Yo tengo 58.»

RESPUESTA: «Los cambios hormonales son una parte natural del envejecimiento. Sin embargo, a diferencia de la caída más dramática de las hormonas reproductivas que ocurre en las mujeres durante la menopausia, los cambios de las hormonas sexuales en los hombres ocurren gradualmente.»

El término «menopausia masculina» se ha utilizado para describir la disminución de los niveles de testosterona relacionados con el envejecimiento. Pero los cambios hormonales relacionados con el envejecimiento en mujeres y hombres son diferentes.

En las mujeres, la ovulación termina y la producción de hormonas se desploma durante un período de tiempo relativamente corto. Esto se conoce como menopausia. En los hombres, la producción de testosterona y otras hormonas disminuye durante un período de muchos años y las consecuencias no son necesariamente claras. Esta disminución gradual de los niveles de testosterona se denomina hipogonadismo de aparición tardía o niveles bajos de testosterona relacionados con la edad.

Los niveles de testosterona de un hombre disminuyen en promedio alrededor de un 1% un año después de los 40 años. Pero la mayoría de los hombres mayores todavía tienen niveles de testosterona dentro del rango normal, con solo un estimado de 10% a 25% con niveles considerados bajos.

Los niveles bajos de testosterona en los hombres mayores a menudo pasan desapercibidos, ya que muchos hombres que tienen niveles bajos de testosterona no experimentan síntomas. Además, los signos y síntomas asociados con niveles bajos de testosterona no son específicos de los niveles bajos de testosterona. También pueden deberse a la edad de una persona; uso de medicamentos; u otras afecciones, como tener un índice de masa corporal de 30 o más.

Los niveles de testosterona se pueden controlar mediante un análisis de sangre, pero las pruebas no se realizan de forma rutinaria. Dicho esto, si experimenta ciertos signos y síntomas que sugieren niveles bajos de testosterona, puede valer la pena pedirle a su médico que controle sus niveles.

Algunos signos y síntomas que sugieren niveles bajos de testosterona incluyen:

  • Reducción del deseo y la actividad sexual.
  • Disminución de las erecciones espontáneas o disfunción eréctil.
  • Molestia o hinchazón de las mamas.
  • Esterilidad.
  • Pérdida de altura, fractura por traumatismo leve o baja densidad mineral ósea.
  • Sofocos o sudores.

Otros posibles síntomas incluyen disminución de la energía, la motivación y la confianza; estado de ánimo deprimido; y poca concentración. También es posible experimentar un aumento de la somnolencia, alteraciones del sueño, anemia leve inexplicable, reducción de la masa y fuerza muscular y aumento de la grasa corporal.

Los expertos recomiendan analizar solo a hombres mayores para detectar niveles bajos de testosterona si tienen signos o síntomas. Si una prueba inicial muestra niveles bajos de testosterona, la prueba debe repetirse para confirmar los resultados. Si se confirma un nivel bajo de testosterona, se recomiendan más pruebas de la glándula pituitaria para determinar la causa y descartar otras deficiencias hormonales. La pituitaria es una glándula del tamaño de un frijol situada en la base de su cerebro. Es parte del sistema endocrino de su cuerpo, que consta de todas las glándulas que producen y regulan las hormonas.

Las recomendaciones de tratamiento para hombres con niveles bajos de testosterona relacionados con la edad varían. En 2020, el Colegio Estadounidense de Médicos recomendó que los proveedores de atención médica consideren comenzar un tratamiento con testosterona después de explicar los riesgos y beneficios en los hombres con disfunción sexual que desean mejorar su función sexual. En 2018, la Endocrine Society recomendó la terapia con testosterona para hombres con niveles bajos de testosterona relacionados con la edad que tienen signos y síntomas asociados con esta afectación. Algunos expertos también recomiendan ofrecer tratamiento con testosterona a hombres con niveles bajos relacionados con la edad sin la presencia de signos o síntomas.

Para algunos hombres, la terapia con testosterona alivia los molestos signos y síntomas de la deficiencia de testosterona. Para otros, los beneficios no son claros y los riesgos son posibles.

Aunque se necesita más investigación, la terapia con testosterona podría estimular el crecimiento del cáncer de próstata y mama metastásico. La terapia con testosterona también puede aumentar el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular y contribuir a la formación de coágulos de sangre en las venas.

Es probable que su médico le recomiende no comenzar la terapia con testosterona si su fertilidad es importante en un futuro cercano o si tiene afecciones como cáncer de mama o de próstata, apnea obstructiva del sueño grave no tratada, insuficiencia cardíaca no controlada o trombofilia, o si recientemente ha tenido un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Si cree que puede tener niveles bajos de testosterona, hable con su médico sobre sus signos y síntomas, las pruebas y las posibles opciones de tratamiento.