El impacto de un meteorito en Nigeria causó pánico entre los pobladores de la villa de Eleyowo, a menos de un kilómetro del aeropuerto de la ciudad de Akure, afectando la estructura de casi 100 casas y edificios.

Los vecinos, indicaron a las autoridades que justo después de la explosión pensaban que había ocurrido algún atentado de uno de los grupos terroristas que operan en la zona.

Sin embargo, fueron los científicos investigadores de la Universidad Obafemi Awolowo de la capital nigeriana, quienes lograron determinar el origen del cráter de 21 metros, que desplazó cientos de metros cúbicos de terreno, junto a la carretera de Akure.