El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU informó este lunes que la tormenta tropical Michael ha pasado a ser un huracán de categoría 1 en la escala de vientos Saffir-Simpson.
El huracán Michael actualmente está ubicado a 80 kilómetros al extremo oeste de Cuba y se mueve hacia el norte a una velocidad de 11 kilómetros por hora. Michael continuá su ruta hacia el Golfo de México y se espera que se fortalezca hasta llegar a categoría 3 al alcanzar el Panhandle de la Florida este miércoles.

El gobernador de Florida (EE.UU.), Rick Scott, declaró el estado de emergencia en 26 condados cuando Michael aún era tormenta tropical y ya azotaba el oeste de Cuba con fuertes lluvias y vientos. Se prevé que toque tierra a mediados de esta semana en la costa noroeste del Golfo de Estados Unidos. Esa es la región que se extiende desde Mobile, Alabama, hasta el Panhandle de Florida y el área norte de Florida.

Se declaró alerta de huracán para la frontera entre Alabama y Florida hasta el río Suwannee en Florida. También se emitieron alertas de tormenta y de marejada ciclónica desde la frontera de Mississippi-Alabama hasta la Bahía de Tampa.

“Todo el mundo tiene que estar preparado. No prueben suerte”, dijo Scott. “Vamos a tener marejada ciclónica, tenemos viento, tenemos la posibilidad de inundaciones, tenemos una gran posibilidad de tornados”, agregó el gobernador.

Scott declaró estado de emergencia en los condados de Escambia, Santa Rosa, Okaloosa, Walton, Holmes, Washington, Bay, Jackson, Calhoun, Gulf, Gadsden,
Liberty, Franklin, Leon, Wakulla, Jefferson, Madison, Taylor, Hamilton, Suwannee, Lafayette, Dixie, Columbia, Gilchrist, Levy y Citrus.

Tallahassee, la capital de Florida, ya se prepara para la tormenta. Los equipos de electricidad están preparados y personal extra está siendo convocado para atender una posible emergencia.