El joven piloto alemán Mick Schumacher tiene como objetivo final la Fórmula 1, tras responder con un claro «Sí, así es» a una pregunta al respecto durante una entrevista con el canal de televisión británico Sky Sports.

Sin embargo, Schumacher reconoció que para llegar a la categoría máxima del automovilismo es importante «ir paso a paso». «Es lo que hemos hecho hasta ahora. La Fórmula 2 debería ser el último paso antes de la Fórmula 1», añadió.

El hijo del siete veces campeón del mundo Michael Schumacher tiene 20 años y compite este año en Fórmula 2. El año pasado ganó el título de campeón de Europa de Fórmula 3.

Para Mick Schumacher, su padre sigue siendo la referencia más importante. «No me comparo con nadie que esté ahora en la Fórmula 1. Es, por supuesto, con mi padre con quien me comparo», indicó.

Dice fijarse en los pasos que dio su padre durante su carrera y comprobar qué había hecho de forma diferente a otros corredores y lo que podía aprender de ello.

«Hay muchos pilotos con talento en la Fórmula 1, de lo contrario no estarían allí. Siempre es bueno hablar con cada uno y aprender lo máximo posible de ellos», agregó.

Mick Schumacher está encuadrado en el equipo italiano Prema. Su mejor resultado en las cuatro primeras carreras de la temporada fue un quinto puesto en Bakú. También es miembro de la Ferrari Driver Academy y realizó pruebas en los actuales coches de Fórmula 1 de Ferrari y de su equipo filial Alfa Romeo.