Diez miembros de una tribu ubicada en el Amazonas fueron masacrados en su primer contacto con la civilización, dichos se encontraban en una zona totalmente remota siendo asesinados por mineros que están siendo investigados por la Procuración brasileña.

La organización brasileña que se ocupa de los asuntos de los indígenas del país, Funai, denunció la matanza, declarando que un grupo de mineros que se encontraban en la zona asesinó a los diez miembros de la tribu, según información del portal web Infobae.

“Se jactaron de haber cortado los cuerpos y haberlos tirado en el río. Dijeron que era matarlos a ellos o ser asesinados, declaró Leila Silvia Burger Sotto-Maior, coordinadora de Funai. Los mineros les mostraron una herramienta tallada a mano por los miembros de la tribu, asegurando que jamás habían tenido contacto con alguien ajeno a la tribu.

El fiscal de San Pablo, Pablo Luz de Beltrand, dijo a los medios que se esta investigando el caso, reuniendo la evidencia para condenar a los ejecutores. Estamos investigando, pero los territorios son grandes y el acceso es limitado. Estas tribus están aisladas, incluso el Fundai tiene información esporádica sobre ellos. Por eso es un trabajo difícil que requiere de todos los departamentos del estado trabajando en conjunto” dijo.

Survival International, grupo dedicado a los derechos humanos indígenas, mostró su preocupación por lo sucedido en el Amazonas, recalcando que este tipo de hechos podría poner en peligro la vida de estas tribus. “Si la investigación confirma los reportes, será otra masacre y genocidio responsabilidad del gobierno brasileño que no protege a las tribus aisladas” manifestó Sarah Shenker, miembro de Survival International.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente