Minibuses sin conductor comienzan a funcionar en Berlín

132
minibuses berlin3

Son pequeños, de color amarillo chillón y emiten un suave zumbido: son los primeros minibuses sin conductor que entraron en funcionamiento en Berlín. La ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, y el alcalde interino de la capital alemana, Michael Müller, estrenaron esta semana el proyecto con los cuatro vehículos.

Los vehículos eléctricos de los fabricantes Navya y EasyMile se utilizan en perímetros cerrados, el campus del centro hospitalario Charité y desde abril en los terrenos del hospital Virchow, también perteneciente al citado campus. Los empleados, pacientes y visitantes pueden usarlos de forma gratuita.

Schulze explicó que el proyecto está destinado a investigar cómo se pueden cerrar las brechas en la red de transporte. El Ministerio de Medio Ambiente alemán financia el proyecto de aproximadamente 4,1 millones de euros con una aportación de 3,2 millones de euros. Otros socios son el servicio municipal de transporte público berlinés, el centro hospitalario Charité y el estado federado de Berlín.

 

Los minibuses sin conductor viajan a un máximo de 12 kilómetros por hora y pueden acomodar hasta 11 personas. Por razones de seguridad, un supervisor está también a bordo y puede intervenir en la tecnología en caso de emergencia. Se espera que los vehículos operen completamente sin acompañante desde la primavera de 2019.

Respecto a las discusiones críticas generadas recientemente por el accidente mortal ocasionado por un automóvil sin conductor en el estado estadounidense de Arizona, la ministra enfatizó que en Alemania la conducción autónoma será probada con mayor cuidado. “Estamos probando a velocidades muy diferentes y a pasos más pequeños”, dijo la ministra Schulze al respecto.

 

El proyecto en Alemania no es único: en octubre, la empresa alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn utilizó el primer minibús de funcionamiento autónomo del país en el transporte público en Bad Birnbach, en la región de Baviera. En 2016 en Berlín, Deutsche Bahn comenzó una fase de pruebas con el autobús eléctrico “Olli” en el campus de la Euref en el barrio de Schöneberg.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente