¡Mira al cielo! Conoce la nueva clasificación oficial de nubes

72

Una formación de nubes dramáticamente turbulenta llamada asperitas y la extraña nube cilíndrica están entre las adiciones más recientes al manual internacional para la identificación de nubes.

La Organización Meteorológica Mundial ha publicado una nueva versión digital de su “Atlas Internacional de Nubes”, el libro de referencia mundial para meteorólogos y observadores del cielo por igual.

Es la primera actualización para el atlas desde 1987 y la primera versión para ser completamente basada en la web. El lanzamiento también marca un día importante para los aficionados en la Sociedad de Apreciación de las Nubes, quienes obtienen la satisfacción de ver la nube de asperitas que descubrieron convertirse en una categoría científica oficial.

“Es una nueva clasificación de nubes, con una apariencia caótica y turbulenta, que fue propuesta por la Cloud Appreciation Society en 2008, basada en fotografías que nos han enviado de miembros de todo el mundo”, señaló la organización en su blog. “Es un ejemplo clásico de ciencia ciudadana, en el que las observaciones del público en general, habilitadas por la tecnología de los teléfonos inteligentes e Internet, han influido en el desarrollo de este sistema de clasificación más oficial”.

El sistema de clasificación de atlas de nubes no es para los débiles de corazón. Existen 10 “géneros” básicos de nubes: cirros, cirrocúmulos, cirrostratos, altocúmulos, altostratos, nimbostratos, estratocúmulos, estratos, cúmulos y cumulonimbos.

Dentro de cada género hay especies que describen la estructura interna de la forma de las nubes. Una nube de lenticularis, por ejemplo, es una forma de panqueque aplastada que se parece un poco a un OVNI gigante.

Cada tipo de nube sólo puede tener una especie, pero los mismos tipos de especies están presentes en múltiples géneros diferentes de nubes.

Después, el sistema de clasificación incluye variedades de nubes, que describen la transparencia y la disposición de las nubes. Una sola nube puede tener múltiples variedades, excepto en el caso de las variedades opacus (opacas) de las nubes y de las variedades translucidus (translúcidas), que son mutuamente excluyentes: Uno no deja pasar el sol, y el otro lo hace.

Por lo tanto, una identificación estándar de la nube podría parecerse a “altocúmulos estratificados translucidus perlucidus undulatus” – una nube altocúmulos dispuestos en una hoja delgada (stratiformis) que es translúcido a la luz solar, tiene pequeñas lagunas que permiten que el cielo azul se muestre (perlucidus) y que tiene características onduladas (undulatus).

La actualización del atlas de la nube no altera ninguna de las clasificaciones básicas para las nubes, pero agrega varias vueltas nuevas. La nube de rollo, conocida como volutus, se define como una nueva especie de nube. Estas nubes horizontales y cilíndricas forman donde el aire frío descendente empuja el aire caliente y húmedo hacia arriba. Bajo condiciones de viento adecuadas, la turbulencia atmosférica se condensa en una nube tubular que parece rodar a través del cielo.

Una “cauda” es una característica horizontal que se extiende como una cola de una nube.

Las características de “Fluctus” son formaciones de la onda que parecen algo que una persona que practica surf de la historieta montaría; se conocen comúnmente como ondas de Kelvin-Helmholtz y son causadas por la cizalladura del aire.

Finalmente, las características de “murus”, o nubes de pared, son familiares a cualquier cazador de tormenta por su papel en la formación de tornados.

Las cinco nuevas nubes especiales son: cataractagenitus, describiendo las nubes que se convierten del chapoteo de grandes cascadas; Flammagenitus, describiendo nubes formadas bajo la influencia de incendios forestales; Homogenitus, que describe las nubes formadas por las actividades humanas, tales como las estelas de aire del avión; Silvagenitus, que describe las nubes formadas bajo la influencia de la humedad de los árboles que respiran; Y homomutatus, describiendo las nubes hechas originalmente por los seres humanos que gradualmente se transforman en formas más natural-que miran, como una estela que se propaga eventual en el viento.

El atlas de la nube está disponible en línea y se presentó oficialmente el 23 de marzo por motivo del Día Meteorológico Mundial.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente