Motor Honda 2017: Rediseño del ICE sin descartar el ‘size-zero’

195
  • Aunque ya hay algunas líneas de trabajo marcadas, nada es definitivo por ahora
  • El máximo responsable del fabricante japonés explica cómo evolucionaron esta temporada
  • Más coordinación con el equipo de Woking: “No hay línea que separe a McLaren de Honda”

Yusuke Hasegawa y Honda preparan avances en la unidad de potencia nipona. Esto son buenas noticias para McLaren de cara a 2017, y aunque el responsable de la marca en Fórmula 1 admite la dificultad del reto al que se enfrentan, ya se empiezan a trazar líneas de trabajo. El japonés, en una entrevista concedida al portal estadounidense de Motorsport, relata lo vivido este año y qué les llevó a cambiar algunos parámetros de la unidad de potencia.

“En invierno, pensamos que nuestro rendimiento no era malo para lograr puntos, así que decidí comenzar la temporada con una configuración muy marginal de rendimiento porque la fiabilidad era la primera prioridad. Tras China, donde terminamos la carrera, comprendí que sólo con acabar no se conseguiría nada. Así que tuvimos que tomar algunos riesgos”, explica. “Desde Rusia empezamos a utilizar configuraciones de encendido y valores de rendimiento más altos, y eso aumentó los problemas. Nos hacía falta mayor rendimiento e introducimos la nueva especificación de motor en Bélgica, pero no tuvimos el tiempo suficiente para configurarla, ajustarla y comprobarla. Por eso hubo contratiempos en Spa y Monza. Pero es lo que teníamos que hacer”.

Tras un primer año duro con McLaren, la relación entre ambas partes involucradas en el proyecto va bastante mejor. Hasegawa ha comentado la situación actual, dejando entrever un mayor entendimiento y, por ende, una mejor evolución. “No sé qué hacían exactamente el año pasado, pero hablando decidimos trabajar aún más conjuntamente. Y creo que es fluido. Hablamos como un equipo. No hay línea que separe a Honda de McLaren”, afirma Hasegawa.

De cara a 2017, la proyección del fabricante japonés es clara: aprovechar la ausencia de los tokens para desarrollar libremente la unidad de potencia. Esto permitirá a todos los involucrados (no sólo a McLaren-Honda) tener más margen de cara a probar diseños radicales. Hasegawa ha hablado al respecto, pero sólo traza léneas muy básicas sobre el trabajo que les espera. “Para el año que viene, sin tokens podemos rediseñar por completo el motor dentro de los límites del reglamento. Empezaremos con la cámara de combustión y evolucionando a partir de ahí. La combustión y el ICE serán la gran diferencia”, revela.

En el paddock se da por hecho que Ferrari y Renault han usado una tecnología similar a la de Mercedes para mejorar, y hay rumores que señalan que Honda está haciendo lo mismo. Incluso se habla de una versión reducida del motor, más compacta. El ‘size-zero’, que dicen en inglés.

“No quiero dar por cerrada ningún área del motor. Está claro que estamos investigando todas las posibilidades, pero no quiero decir tampoco qué vamos a instalar al final. Todos los motores necesitan ser más pequeños. No queremos descartar el ‘size-zero’, pero está claro que lo replantearemos. Es difícil saber el rendimiento. Si lo supiésemos, estaria contento de decirlo… pero no es seguro el rendimiento”, concluye.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente