Un piloto acrobático alemán ha fallecido este 15 de junio después de que el Yak-52 que pilotaba en un espectáculo aéreo en Polonia cayera en el río Vístula, informa la agencia AP citando a medios locales.

El accidente se produjo durante el evento conocido como VII Air Picnic en la ciudad de Plock, ubicada en la zona central del país, y donde participaban cerca de 40 pilotos. Los servicios de emergencia no lograron salvar al hombre, que sufrió graves heridas tras la caída de la avioneta biplaza en el agua.

Se precisa que se trataba de un piloto experimentado y exempleado de la aerolínea alemana Lufthansa. Las causas del accidente se desconocen.