Jeremiah Harvey, el niño afroamericano de 9 años al que una mujer blanca acusó falsamente de haberle agarrado el trasero, ha explicado su experiencia entre lágrimas durante una reunión comunitaria a la que acudió acompañado por su madre, informa la cadena ABC.

El menor manifestó este 15 de octubre que “no perdono a esa mujer en absoluto”. Creo que estaba loca y le estaba pasando algo”, mientras que después declaró a la cadena WABC que su acusadora “necesita ayuda”.

Jeremiah Harvey
Jeremiah Harvey, de 9 años, habla en un evento en Flatbush, Brooklyn, el 16 de octubre de 2018, después de que Teresa Klein lo acusara de agarrar su trasero en una tienda de delicatessen.

La semana pasada, Teresa Klein llamó al 911 para reportar ese supuesto asalto sexual por parte del menor en una tienda de Nueva York (Estados Unidos) y el vídeo que registró esa situación se viralizó en las redes sociales.

Sin embargo, la grabación de la cámara de seguridad del local demostró que la denuncia de esa mujer no era cierta. En esas imágenes quedaba claro que el niño la había rozado con su mochila cuando pasó por detrás de ella en un estrecho pasillo ubicado cerca de la salida de la tienda.

Cuando se conoció la verdad, Klein se disculpó ante Harvey, aunque en ese momento desconocía su nombre: “Joven, no sé cómo te llamas, pero lo siento”, dijo esa mujer.

La madre del menor, Someko Bellille, ha comentado que la parte más difícil del incidente fue explicar a su hijo en qué consistía un asalto sexual.