La australiana Lucy Wieland, de 27 años, fue acusada de fraude por un tribunal de Townsville, Queensland luego de usar las redes sociales para documentar un viaje fraudulento a través del tratamiento del cáncer de ovario.

“La Sra. Wieland creó una cuenta de GoFundMe para así poder solicitar ayuda financiera eso es una violación de la confianza pública” dijo la policía.

A principios de este año Sra. Wieland público en su cuenta de Instagram fotos donde se le puede ver con un equipo médico, en otros parece mostrar que está recibiendo tratamiento con medicamentos por vía intravenosa o que se le ha caído el cabello con escritos que demuestran sus sentimientos al pasar por ese proceso.

“El agotamiento se está convirtiendo en un problema”, dice una publicación. “Como siempre, estoy muy agradecido por el apoyo de todos”, dice otro.

Aun no está claro si su pareja, quien aparece en algunas de sus fotografías, estaba al tanto del presunto fraude o si la Sra. Wieland padece otras afecciones médicas. Chris Lawson, inspector de la policía de Queensland, dijo a los reporteros fuera de la corte que el caso era desalentador. “Las verdaderas víctimas aquí son las personas de la comunidad que han escuchado las historias y han tratado de ayudar”, dijo.

Las sospechas surgieron luego de que miembros del público “identificaron algunos problemas con la historia”, lo que produjo el arresto para continuar con la investigación por parte de la policía y agentes de la campaña GoFundMe.

Hasta el momento se le concedió la libertad bajo fianza a la Sra. Wieland, pero se le ordenó entregar su pasaporte ya que deberá comparecer nuevamente en la corte en diciembre.