La señora confundió su vehículo con otro del mismo color y se lo llevó durante dos semanas hasta que le revelaron su terrible error.

Para muchas personas es normal confundir tu auto de vez en cuando en un estacionamiento, sobre todo cuando son del mismo color y están aparcados en la misma zona.

Lo que no es común es lo que le sucedió a una señora mayor de Ontario, quien por confundirse, terminó robando otro vehículo durante dos semanas por accidente.

De acuerdo con los hechos, la mujer acudió a Enterprise Rent-A-Car en Cornwall, donde alquiló un Nissan Sentra negro el pasado sábado 23 de junio. La primer parada que realizó fue a un Walmart cercano, donde después de terminar sus compras, salió al estacionamiento de la tienda y abordó un Infiniti QX50 negro muy parecido al carro que ella había rentado, y se fue en el.

¿Pero cómo logró encender el auto?

Pues sucede que ambos transportes funcionaban con una llave inteligente, la cuál te permite prender el motor con tan solo un botón mientras tengas la llave cerca.

Para mala suerte del dueño del lujoso carro, había dejado sus llaves dentro cuando se estacionó.

Fue así como la ladrona incidental condujo por la ciudad durante dos semanas con un auto robado, sin siquiera imaginarse que era de alguien más. No fue hasta que finalmente acudió a la empresa de alquiler para regresar el vehículo que todo comenzó a salir a la luz.

La clienta comenzó a quejarse del pésimo servicio por el desorden del auto, pues el cenicero estaba sucio y había palos de golf en la cajuela. Pero el perplejo gerente solo prestaba atención al hecho de que el vehículo en cuestión no era el que le habían proporcionado.

La mujer tuvo que llamar avergonzada a las autoridades

El gerente estaba bastante desconcertado, ya que la mujer estaba entregando las llaves de un Infiniti, cuando alquiló un Nissan en primer lugar.

Mientras la señora continuaba con su queja, el encargado recordó que varios días antes un hombre había acudido a rentar un auto con ellos después de que aparentemente su Infiniti había sido robado en un estacionamiento.

Al preguntarle a su clienta a que lugar había ido inmediatamente después de dejar el negocio, la mujer mencionó su visita a Walmart, por lo que condujeron hasta el lugar donde efectivamente, el Nissan aún permanecía estacionado.

La dama llamó a las autoridades muy avergonzada, quienes a su vez contactaron al dueño original del otro vehículo y le explicaron la situación.

Según un post de la policía de Cornwall, los involucrados terminaron al final riéndose de la situación, y el afectado no presentó cargos.

“Investigamos vehículos robados, pero esta es definitivamente una situación única para nosotros”, dijo Stephanie MacRae, coordinadora de comunicaciones de la policía de Cornwall.

Compartir
Artículo anteriorKolinda dejó su huella en el Mundial
Artículo siguienteLos Románov