Luis Muriel quizás jugó su último partido con la Sampdoria, equipo en el que está hace tres temporadas. El Presidente del equipo confirmó que el colombiano debe ir la próxima temporada a un club grande. Hoy marcó el gol del empate y salió expulsado por supuesta celebración excesiva.

El delantero colombiano merecía una despedida mejor de un equipo que lo potenció como jugador. La hinchada del Udinese le hizo sentir la presión cada vez que tocaba el balón, así mismo lo hizo con Cuadrado cuando la Juve visitó Údine.

Udinese se fue arriba en el marcador con gol de Théreau al minuto 60, Duván Zapata le dio el pase en un contragolpe. Luego tres minutos después llegó el gol de Muriel de penal. Cobró fuerte imposible para Scuffet. Celebración a lo Riquelme, manos en la oreja y alegría por el gol en frente su ex-“tifosi”.

A los jugadores del Udinese no les gustó su celebración y fueron a increparlo y golpearlo. Danilo le pegó una cachetada. Ambos se fueron expulsados el colombiano se vió sorprendido por la roja y salió con la mirada hacía abajo peleando.

Fuentes aseguran que Muriel digo algo “acerca la mamá” de Danilo.

Sampdoria no se podrá despedir de su gente en Génova ante el Napoli. Los posibles destinos que tiene Muriel están entre Francia, España e Inglaterra.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente