Murillo, verdugo de Nacional y reemplazo de Forlán

250

Nacional - PeñarolAl hijo de doña Gladys lo espera un reto del tamaño del Centenario. Al peso que implica llevar la camiseta del Carbonero se le suma el desafío de reemplazar a un símbolo en un partido decisivo ante un equipo de su país.

Miguel Murillo vivirá este martes uno de los duelos más importantes de su carrera. Tomará el lugar del lesionado Diego Forlán para chocar con Atlético Nacional, elenco al que sacó de una semifinal y al que espera marcarle en Montevideo para seguir con vida en la Copa Libertadores.

“Es un rival que viene en un buen nivel y que tiene muy buenos jugadores”, comentó el atacante sobre el actual campeón colombiano.

El canterano del Deportivo Cali hizo diabluras en la Liga I-2015. Un gol suyo no solo venció a Camilo Vargas, sino que eliminó a Nacional de Osorio en los cuartos de final y le abrió a los azucareros el camino hacia el título.

” Desde que juego al fútbol empecé a soñar con poder jugar en un equipo grande y hacer el gol del triunfo en el último minuto “, dijo a AS Colombia en ese momento Murillo, quien salió campeón al final con el Cali de ‘Pecoso’.

La pelota hoy lo pone de frente a un viejo conocido, que ya lo hizo pasar amarguras con la camiseta de Peñarol tras la derrota 2-0 en Medellín, donde no pudo derribar a una muralla con su misma juventud, color y biotipo: Dávinson Sánchez.

Ahora, la presión del caleño aumentó con la necesidad de conseguir una victoria sin tener en la cancha a Forlán. Atrás quedaron los más de cuarenta goles que marcó con el verdiblanco, pues debe exigirse para cumplir como sustituto del mejor jugador del Mundial de Sudáfrica.

“Es importante estar al lado de los grandes, más cuando es un jugador tan reconocido mundialmente como lo es Forlán“, expresó antes de unirse al equipo del ‘Polilla’ da Silva, con el que lleva tres goles en la liga local y 270 minutos en el torneo continental.

Murillo, de 22 años y que posiblemente hará pareja en el ataque con Mauricio Affonso, no solo tendrá la misión de contar los secretos del Rey de Copas colombiano. Los aurinegros dependen de sus goles para mantener la opción de avanzar en el Grupo 4, liderado con 9 puntos por Nacional.

El atacante de 1,83 metros se aferra al “buen momento que vengo pasando en el equipo”, para ser héroe en un escenario mítico frente a un Nacional que ya es favorito y que, envalentonado por su figuras, está decidido a convertirse en el campeón de la Libertadores.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente