El compañero de Bill Gates y cofundador de Microsoft, Paul Allen, falleció el día de ayer en Seattle, Estados Unidos, por causa de un cáncer que llevaba combatiendo por más de 8 años.

La noticia de la muerte del multimillonario fue dada a conocer por Vulcan, empresa a través de la cual Allen canalizaba sus inversiones: “con profunda tristeza anunciamos la muerte de nuestro fundador, Paul G. Allen, cofundador de Microsoft y destacado tecnólogo, filántropo, constructor de comunidades, conservacionista, músico y partidario de las artes. El Sr. Allen falleció el lunes por la tarde, 15 de octubre de 2018, por complicaciones de un linfoma en Seattle. El señor Allen tenía 65 años”, dice el comunicado.

Aunque en 1975 Allen fundó junto a Gates la compañía Microsoft, en 1983 la abandonó debido a su enfermedad. Sin embargo, mantuvo parte de la propiedad de la empresa, lo que acabó siendo el origen de su fortuna.

“Tengo el corazón roto por la muerte de Paul Allen, uno de mis amigos más antiguos y más queridos”, afirmó Bill Gates después de conocer la triste noticia.

El año pasado la Revista Forbes calculaba la fortuna de Allen en 20 mil millones de dólares y lo situaba como el número 21 en la lista de los hombres más ricos de Estados Unidos.

Paul Allen estuvo presente en el deporte estadounidense, pues era dueño de un equipo de la NBA, los Portland Trail Blazers, otro de la NFL, los Seattle Seahawks y otro de la MLS, los Seattle Sounders.

Así mismo, Allen escribió una autobiografía llamada ‘Idea Man’ en donde retrataba las memorias de su pasión por la tecnología y cómo esta lo llevó a la construcción de Microsoft. El libro es la memoria más vendida del New York Times.