En la actualidad uno de los principales problemas que deben resolver los fabricantes de smartphones está ligado a la vida útil de los dispositivos. Con el paso del tiempo, algunos de estos equipos empiezan a ralentizarse y a dejar de funcionar de forma óptima, pues la tecnología sigue transformándose y los smartphones empiezan a tener inconvenientes para mantenerse a la vanguardia.

Para ir de la mano con la evolución natural de la tecnología, Huawei cuenta con la interfaz EMUI, que nació con el fin de establecer una promesa con los usuarios de mantener los dispositivos móviles funcionando tan rápido como el primer día.

“Los dispositivos más antiguos, con componentes más lentos tienen dificultades para mantenerse al día con funciones recientes (realidad virtual, inteligencia artificial) que generalmente requieren más energía. Por esta razón, en Huawei contamos con la interfaz EMUI, que actualmente está en su versión número 9, y que llegó al mercado con el fin de mantener el dispositivo funcionando de forma óptima, pese al uso y el tiempo”, asegura Adam CaoWei, Country Manager Huawei CBG Colombia.

En términos generales, EMUI es mucho más que una interfaz de usuario, pues se encarga además de la gestión del rendimiento del dispositivo, entendiendo cuáles son los puntos de dolor del ecosistema de Android, para resolverlos en beneficio del usuario.

“A diferencia de otros fabricantes, en Huawei estamos comprometidos con ofrecer dispositivos que sean duraderos y se mantengan funcionando tan rápido como el primer día. Nuestro objetivo es lanzar actualizaciones de manera regular, que incluyan parches de seguridad cada mes, y una versión de mantenimiento para nuevas funciones y correcciones de errores, periódicamente”