Homenaje en la previa a los campeones continentales, pero en el campo estuvo la nueva sangre de Atlético Nacional para mostrar sus ganas de consagrarse en la Liga II-2016 y regalar un triunfo 2-1 ante Patriotas Boyacá, que convirtió al verde en líder y primer clasificado a los playoffs con 32 puntos.

Buenas sensaciones dejó el equipo sub-20, ese que se encargaría de las finales del torneo local si el cuadro verde consigue avanzar. Y es que en el Día del Hincha Verdolaga, visto desde Paraguay por los jugadores estelares y Rueda, los jóvenes estuvieron a la altura respetando el estilo de juego, buscando el arco contrario y apostando por el equilibrio.

Obtuvo su premio con el gol del central Cristian Moya, un juvenil que aprovechó su talla y la poca aplicación de la defensa boyacense para poner a ganar al local (10′) en el compromiso entre escuadras que peleaban por el liderato del Finalización.

El cuadro de Hárold Rivera hizo méritos para igualar en el Atanasio Girardot con el remate de Diego Álvarez que tapó Cristian Vargas, además de un disparo con peligro de Ánderson Plata. Pero fue Kevin Rendón el que equilibró el marcador (38′), luego de aprovechar las ventajas que le dieron los volantes. Ese gol llenó de confianza a la visita, que buscó el segundo tanto en el cierre del primer tiempo.

Con el ingreso de Juan Pablo Ramírez, en reemplazo de un Alejandro Bernal que se vio distante de su nivel en su regreso, Nacional creció en su fútbol y tuvo opciones claras con Cristian Dájome, ‘Alcatraz’ García en un tiro libre y con el propio ‘Indio’ Ramírez, que insistió con remates en su reaparición.

El volante ofensivo tuvo tres para liquidar el juego, pero le faltó finalizar mejor las jugadas y le dio vida al rival, que no se puso arriba en el marcador por la atajada de Vargas a Nicolás Carreño.

Pero en una jugada que no tuvo nada que enviarle a las que crean los jugadores que afrontan la Sudamericana, los pelados mostraron que tienen hambre de gloria. Toda la inventó Ramírez, en un derroche de talento y con buena asociación con Rodin Quiñones, para que Dájome pusiera el 2-1 con buena definición (70′).

El resto de juego fue de trámite, pese a que el elenco joven que comandó Redín no bajó su ímpetu y superó con la pelota a cuadro de Tunja, un rival que cuando tuvo chance puso riesgo en el área verdolaga.

Nacional ahora se alista para enfrentar a Cerro Porteño en Paraguay el próximo martes, en el primer duelo de la semifinal de la Sudamericana. En Liga, su próxima presentación será ante Santa Fe. Por su parte, Patriotas chocará con Once Caldas.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente