Tras más de dos meses lesionado, Rafael Nadal reaparecerá mañana en una pista de tenis para liderar a España en la serie de cuartos de final de la Copa Davis ante Alemania.

Según deparó el sorteo celebrado hoy, el número uno del mundo se medirá en el segundo partido a Philipp Kohlschreiber, mientras que David Ferrer y Alexander Zverev abrirán fuego sobre la arcilla de la plaza de toros de Valencia, sede de la eliminatoria.

Nadal, de 31 años, no disputa un partido desde el 23 de enero, cuando abandonó en los cuartos del Abierto de Australia por una lesión en el psoas de la pierna derecha. Trató de regresar a finales de febrero en Acapulco, pero se resintió y decidió no jugar tampoco en Indian Wells y Miami.

El campeón de 16 Grand Slam lleva además sin terminar un torneo desde mediados de octubre, cuando perdió ante Roger Federer la final de Shanghai. En aquel duelo ya evidenció unos problemas en la rodilla que le hicieron retirarse en noviembre del torneo de París y del Masters de Londres. Cuando ya lucía recuperado, el problema del psoas volvió a frenarlo.

La presencia de Nadal supone un gran alivio para España, campeona de cinco ediciones de la Copa Davis desde el año 2000 pero que en las últimas temporadas cayó incluso a la segunda división. Nadal sólo ha perdido uno de los 23 partidos individuales que ha jugado en su trayectoria en el torneo por equipos.

Antes de la reaparición de Nadal ante Kohlschreiber, 34 del mundo y ante el que acumula 14 victorias y una única derrota (hace seis años y en hierba), la eliminatoria arrancará con un interesante duelo generacional entre Ferrer y Zverev.

El español es el 33 del ranking con 36 años y el germano ocupa el cuarto puesto de la ATP con apenas 20 años. Sin embargo, Ferrer tiene una vastísima experiencia en la Davis (27 triunfos y apenas cuatro derrotas) y la arcilla es la superficie que mejor se adapta a su tenis. Zverev, la gran promesa del tenis, acumula por ahora tres victorias y cuatro caídas en esa competición.

Para el sábado quedará el dobles, en el que se medirán previsiblemente Feliciano López y Marc López frente a Jan-Lennard Struff y Tim Pütz. Marc López, campeón olímpico en dobles en Río 2016 junto a Nadal, entró hoy al equipo en sustitución de Pablo Carreño, que sufrió una lesión en el pulgar.

Para el domingo hay otros dos partidos en caso de que sean necesarios. El primero de ellos enfrentaría a las dos mejores raquetas de la serie, Nadal y Zverev, mientras que en el hipotético quinto punto chocarían Ferrer y Kohlschreiber. No obstante, los capitanes, Sergi Bruguera y Michael Kohlmann, pueden cambiar las nominaciones a lo largo del fin de semana.

“Estamos bien preparados y tenemos la sensación de que estamos dentro”, dijo Kohlmann antes del sorteo, mientras que Boris Becker, leyenda de tenis germano, aseguró que España es al gran favorita: “No hay un rival más fuerte que un equipo con Nadal en arcilla”.

El ganador de la serie se medirá en septiembre a Italia o Francia, que juegan en Génova con Fabio Fognini y Lucas Pouille como principales figuras.

Por el otro lado del cuadro, Croacia y Estados Unidos son los grandes favoritos para avanzar a semifinales. Los balcánicos, con el número tres del mundo, Marin Cilic, reciben a Kazajstán, mientras que los americanos juegan en casa con sus mejores tenistas ante una Bélgica mermada por las bajas de David Goffin y Steve Darcis.