Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Camilo Sánchez. Foto cortesía Alcaldía Mayor de Cartagena.

Una fuerte advertencia hizo el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Camilo Sánchez a los curadores de la ciudad. “Necesitamos que desaparezcan las curadurías oscuras que han permitido que en muchos casos se lleve el control necesario en Cartagena”.

En reunión en el despacho del alcalde (e), Sergio Londoño Zurek, Sánchez aclaró que los 16 edificios fueron construidos sin licencia y por eso las pólizas de seguro no los pueden amparar. Por eso invitó a denunciar las construcciones ilegales, “porque de lo contrario la Superintendencia de Industria y Comercio no puede actuar frente a los que tienen la mala suerte de comprar esas edificaciones, porque fue un robo absoluto y no tienen como hacer modificación necesaria para volverla lícita”, afirmó el Ministro.

Dijo que “se revisó el problema de las edificaciones y que ninguna tiene licencia de construcción, que algunas son falsas o no la tienen, y esto es una estafa que se hizo a los ciudadanos, que no tienen hoy la posibilidad de un amparo, porque lo ilegal no se puede amparar”, afirmó.

Aclaró que la ley 1796 o Ley Antispace sí está en marcha y vigente desde hace un año y es falso que se pueda construir un edificio de manera irresponsable, no solo en Cartagena, sino en todo el país. “Abre la puerta, no sólo para que los seguros puedan hacer los amparos, sino la parte de garantía bancaria, la póliza de seguros y otros productos financieros, y crea el patrimonio propio mediante una fiducia de garantía.

“Al Alcalde le tocó esto y recibir problemas heredados de funcionarios que permitieron que en planeación y en otros lugares del municipio no se hicieran los controles adecuados. Lo bueno es que ha sido capaz de poner el pecho y enfrentar la situación, y defender las vidas de muchos cartageneros, que si no lo hubiera hecho como lo esté haciendo podrían tener una consecuencia nefasta”.

El ministro destacó la gestión que hizo el alcalde (e), Sergio Londoño Zurek, frente a la situación vivida con los 16 edificios que tuvieron que ser evacuados ante un informe de la Universidad de Cartagena, que alertó sobre un posible riesgo. “Se requería de un alcalde y un gobierno que dé respuesta a estos procesos”, dijo MinVivienda.

En medio de la reunión se dio a conocer que las curadurías deben fortalecer su presupuesto de vigilancia, para lo cual deben destinar el 5% de sus propios recursos para el control de las construcciones.

También se hará acompañamiento para que la Comisión Nacional de Sismo Resistencia analice los resultados del estudio patológico que hizo la Universidad de Cartagena en los edificios que fueron evacuados.

Además, Cartagena será piloto del convenio ONU Hábitat, para el control urbano en el país, del cual afirma el Alcalde, encaja con el plan de normalización urbanística que Cartagena puso en marcha con el acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación, y que busca modernizar las comisarías e inspecciones de policía.

“Estamos trabajando en la fase final para la contratación en la que se destinan 9 mil millones de pesos, aplicación de dispositivo web para que el ciudadano denuncie o constante que la construcción es legal, y se enlacen las curaduría con el programa Midas para el control urbano”, explicó el alcalde (e).

“Recibimos del presidente Santos importante anunció en cuanto a que se acabe la mano oscura en las curadurías. Queremos que la experiencia de Cartagena sirva para que todo el país se regularice y organice. Estamos ante una oportunidad para que esta tragedia no se repita en ninguna ciudad del país”.

El Ministerio de Vivienda también hará acompañamiento técnico a la construcción del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, para que sea ejemplo en el país.

Con esta reunión se avanza en el desarrollo de atención a la calamidad pública decretada el pasado 18 de enero.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente