Newey, involucrado en la creación del nuevo Red Bull RB13

315
  • Horner: “Su influencia estará muy presente en el coche de 2017”

Los cambios en el reglamento de 2017 suponen una motivación para Adrian Newey, que dispone de una oportunidad para explotar al máximo sus reconocidos conocimientos en aerodinámica. Por ello, la escudería austriaca asegura que el genio inglés está muy involucrado en la gestación de su próximo monoplaza.

En 2015, Newey decidió dar un paso atrás en la F1 para centrarse en otro proyecto más ambicioso como el de crear el hiperdeportivo, Aston Martin Red Bull AM-RB 001. Ahora, el creador del RB6, que consiguió llevar a la gloria al equipo Red Bull en 2010 por primera vez, parece decidido a sumergirse de lleno en la F1 una vez más.

“En el último par de años ha estado dividiendo su tiempo entre proyectos de tecnología avanzada y la Fórmula 1, y ha funcionado muy bien. El equipo técnico ha dado un paso al frente y está haciendo un gran trabajo, como se puede ver en el coche actual. La influencia y las pautas de trabajo de Adrián todavía están muy presentes, y lo estarán en el coche de 2017“, comenta Horner en declaraciones al portal estadounidense Motorsport.com.

Las nuevas regulaciones impulsada por la FIA, que harán que los coches sean más rápidos y luzcan un nuevo aspecto, han despertado de nuevo el interés del británico por la F1, así como también el de otros ingenieros del conjunto con sede en Milton Keynes. “Su ética de trabajo es muy alta y parece disfrutar del momento. Creo que para cualquier ingeniero los cambios en el reglamento son estimulantes, y eso no es diferente para Adrián o para cualquier miembro del equipo”.

“En este negocio no hay garantías, pero con una hoja de papel en blanco las oportunidades son las misma para todos. Tenemos un equipo muy bueno y estamos saboreando el reto. Hay cierta hostilidad por ahí, y nosotros lo vemos como un beneficio de una u otra manera”.

“Creo que los coches serán más interesantes, más difíciles de conducir, más rápidos y más impresionantes de ver. Creo que es un paso en la dirección correcta. Al igual que con todas estas cosas no todo va a ser perfecto, pero fundamentalmente se trata de cambio para bien”, sentencia Horner.