Nibali devora el Giro y Valverde, en el podio

192
  • El siciliano revienta la carrera en dos días y el murciano, tercero en su primera participación de la ronda italiana · Mikel Nieve, flamante campeón de la montaña · El estonio Rein Taaramae se llevó la victoria de etapa

Gabby Chaves Indy500 2016Vincenzo Nibali se proclamó campeón virtual del Giro de Italia por segunda vez en su carrera tras el conseguido en 2013. El ciclista italiano atacó en el penúltimo puerto y destrozó la diferencia que le separaba de Esteban Chaves, que pierde la general el penúltimo día y Alejandro Valverde se coloca tercero, podio en su primera participación en la ‘corsa rosa’. El estonio Rein Taarame se hizo con el triunfo del día.

El ‘Tiburón’ ha dado hoy el mayor de sus mordiscos. En apenas dos días ha logrado ganar todo un Giro de Italia, el segundo de su vida y tras una edición en la que ha ido claramente de menos a más. Desde las primeras etapas de montaña en las que no terminaba de encontrar su mejor pedaleo hasta terminar reventando la carrera en los Alpes para subir este domingo a lo más alto de Turín y ganar su cuarta gran vuelta tras la Vuelta 2010, el Giro 2013 y el Tour 2014.

En sólo dos días, Nibali ha escalado cuatro posiciones en la general y ha devorado a dos sólidos líderes como eran Steven Kruijswijk, que perdió su Giro tras su brutal caída del viernes, y Esteban Chaves, que no pudo defender la renta en el último día de montaña ante un poderoso Nibali y su excelente equipo, el Astana. La formación kazaja dio un recital de estrategia sobre la bicicleta. Primero, metiendo a Kangert en la escapada, y que luego le serviría de ayuda, y luego endureciendo el puerto clave, el de Colle della Lombarda (1ª), con Fuglsang y después Scarponi.

Cuando el ‘zapatero’ no pudo más, el ‘Tiburón’ enseñó los dientes y Chaves y Valverde respondieron, pero por poco tiempo. El ritmo del siciliano fue tal que tanto el colombiano como el español terminaron cediendo. El del Astana abría hueco y por detrás empezaban las alianzas. Valverde y Chaves se ponían de acuerdo y luego llegaba hasta ellos el también colombiano Rigoberto Urán, que quiso echar una mano a su compatriota, pero fue imposible. Nibali iba lanzadísimo, tanto en la subida como en la bajada previa al último puerto de este Giro, el de Sant’Anna di Vinadio (3ª).

Allí las diferencias no hicieron más que aumentar, pero todavía quedaban cosas por pasar. Taaramae, que se había desecho en la escapada del día de Atapuma y Dombrowski, se hacía con el triunfo y Valverde aprovechaba el hundimiento de Chaves para irse con Urán y ampliar diferencias con Kruijswijk con el objetivo de meterse en el podio final de la carrera. Objetivo cumplido: victoria de etapa y podio en su primer Giro de Italia. Impresionante. Y excelente también Mikel Nieve, muy protagonista en la última semana de la ronda italiana, ganando una etapa y vistiéndose como flamante campeón de la montaña. Todos ellos pondrán el broche mañana en Turín a una muy emocionante edición de la ‘corsa rosa’.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente