La situación que atraviesa Nicaragua ante la pandemia del Covid-19 es alarmante y preocupante, existe una confusión total en la población que pinta un panorama nada alentador para los próximos meses. Estamos ante la pasividad de un gobierno que no ha querido darle prioridad a ejecutar acciones de prevención efectivas para combatir al coronavirus. El gobierno se ha negado a aceptar con veracidad la realidad de lo que sucede en el país, y ante esta situación lo que ha generado es el aumento desproporcionado del contagio por todo el territorio nacional.

Desde un inicio el gobierno trató en todo lo posible de no reconocer que el coronavirus era una realidad. Y cuando se dieron los primeros casos les fueron cambiados el diagnóstico a los afectados, informando que tales decesos se habían dado por neumonía, lo que no era cierto, se ha registrado que cuando alguien muere en los hospitales de este virus en la hoja de deceso entregado a los familiares le cambiaron el motivo de su muerte.

Todo esto ha sido corroborado por organizaciones que tienen que ver con la salud de forma independiente, también por los médicos de hospitales privados y la misma población en general. Las redes sociales han jugado un papel muy importante en la divulgación de los casos, los mismos familiares de fallecidos han grabado videos cuando los médicos del ministerio de salud público cambian el diagnostico, la mayoría de los que han muerto no son entregados a sus seres queridos, sino que les hacen lo que la población les ha llamado los entierros exprés, dejando en evidencia que si murieron por coronavirus.

En Nicaragua no han decretado una emergencia nacional por la pandemia del Covid-19. Hay un sistema de salud que pareciera que cada día más está colapsando. En la vocería del gobierno opera el silencio y no la prioridad ante el avance progresivo del Coronavirus. Han remarcado una y otra vez que ellos no van a declarar la cuarentena colectiva y así lo han hecho. En las alocuciones que hacen, ni tan siquiera es mencionado el tema a como debe ser, creando más zozobra en la población.

Nos peguntamos: ¿Qué pretende el gobierno en no darle prioridad a la prevención del coronavirus, y así evitar contagios y muertes masivas? ¿Por qué tanta despreocupación hay cuando en otros países han tomado como prioridad desde el gobierno prevenir la expansión de este virus? Pero en este país donde ocurren cosas inesperadas se da lo contrario, para muestra un botón: el gobierno ha estado convocando a actividades políticas en masa. A sus propios seguidores los manda a las calles como muestra de que todo está normal, lo absurdo de esto es que si lo hacen están propensos a contagiarse y por ende al encuentro con la muerte, mientras ellos si se protegen.

La Iglesia católica, la empresa privada y organizaciones de la sociedad civil y un gremio de médicos y trabajadores de la salud han organizado su defensa contra el Covid-19 para guiar a los Ciudadanos a librar esta dura batalla. Han hecho un llamado a toda la población a que se declaren en auto cuarentena, de esta manera desafiando la ineptitud y el vacío de liderazgo que hay en el gobierno. En la gran mayoría la ciudadanía ha correspondido al llamado y han empezado a quedarse en sus casas, a hacer uso de las mascarillas, a implementar el distanciamiento social, lavarse las manos con más frecuencia y usar el alcohol en gel.

Yo les digo a todos mis compatriotas que podemos hacer la diferencia, es hora de unirnos y tomar las decisiones correctas para prevenir el contagio de Covid-19. El no contagiarnos de este virus está en nuestras manos, cumplamos con el protocolo de prevención y saldremos triunfantes. Hagamos la diferencia, parémonos sobre la brecha corramos la milla extra. Esto es cuestión de todos como País, porque este virus no hace distinciones. Todo aquel que obra mal, al final le irá mal. Porque mientras hay voluntad de luchar, habrá esperanza de vencer. Que Dios nos ayude en este difícil momento que estamos pasado y tenga misericordia de la humanidad. Estamos ante la disyuntiva del ¡Sálvese quien pueda!

Por: Fabio Mendoza Obando
Poeta y escritor Nicaragüense