“El pueblo de Cúcuta me ama”, dijo, y después lanzó su perla: “Yo me lanzo a alcalde en Cúcuta y gano con el 100 % de los votos”.

Pero fue más allá y agregó que con ese mismo porcentaje se llevaría la gobernación del departamento. “Me lanzo a gobernador del Norte de Santander y gano con el 100% de los votos”.

Y acto seguido aprovechó para sacarse ‘una espina’ que le clavaron hace ya varios meses cuando se difundió la información de que el mandatario es de nacionalidad colombiana: “Claro no me puedo lanzar [ni a la alcaldía ni a la gobernación] porque nací en Caracas y soy venezolanito”.

Según Maduro, los cucuteños lo aprecian porque les dio “en la madre” a las “mafias” de esa ciudad, y de Maicao, que acaparaban y traficaban con el billete de 100 bolívares en la frontera.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente