Tokio no había visto nieve en noviembre durante 54 años, pero la semana pasada los residentes de la capital japonesa se despertaron en un país de las maravillas.

En caso de que no lo supieras, en Tokio no nieva mucho, en promedio, una o dos veces al año. Y la última vez que Tokio vio nieve en noviembre fue en 1962.

La nieve cayó el jueves por la mañana cuando la ciudad se despertó, cubriendo hasta 2 centímetros en el centro de Tokio, mientras un frente frío se movía hacia el sur.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente