En el área de Asuntos Humanitarios, World Vision en Centroamérica, tiene más de 40 años trabajando para responder ante diferentes tipos de emergencias, atendiendo a las poblaciones bajo múltiples amenazas por desastres que viven en condiciones de vulnerabilidad, especialmente niños, niñas y adolescentes.

En este sentido, desde el día domingo 1 de noviembre de 2020, cuando la región centroamericana conoció sobre la llegada del Huracán ETA, World Vision Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala activaron sus equipos de respuesta rápida, en coordinación, con los sistemas humanitarios de país, a fin de brindar una respuesta a tiempo y oportuna ante el impacto negativo que estaba previsto producto de la Tormenta, lo cual ha dejado a esta región doblemente vulnerable, agravándose la situación a causa del COVID-19, situaciones que afectan aún más a niñas, niños y adolescentes.

En este contexto, desde el principio de corresponsabilidad por los derechos de la niñez y adolescencia, es parte de nuestra Misión hacer el llamado a la protección integral y garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, afectados por los desastres.

Por ello, hoy, hacemos un atento recordatorio a todos los actores sociales de los países de la región centroamericana conformada por Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, a ser sensibles a la condición de vulnerabilidad de la niñez y adolescencia en medio de la Emergencia por la Tormenta Tropical ETA y a que prevalezca, en todo momento, el Interés Superior del Niño y la Niña como lo contempla la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, así como otros instrumentos internacionales de derechos humanos.