La ola de calor de los últimos tres días en el departamento de Tolima, ha dejado afectaciones en varias zonas rurales, principalmente en los municipios de Suárez y Carmen de Apicalá.

Según varios habitantes del sector, hay preocupación en la región, pues la falta de apoyo y presencia de las autoridades gubernamentales ha sido notoria y no han logrado normalizar estos incendios forestales.

También, le manifestaron al diario de Ibagué, El Nuevo Día, que solo cinco bomberos fueron vistos combatiendo el incendio y que han sido los ciudadanos quienes se pusieron en contacto con los bomberos de municipios cercanos en busca de colaboración.

El fuego ya ha dejado en el departamento más de 500 hectáreas afectadas

Por otro lado, la Gobernación del Tolima se pronunció por medio de un comunicado, allí afirmó que: “continuamos trabajando para extinguir el incendio forestal que se presenta en los municipios de Suárez y Carmen de Apicalá”.


Este incendio que lleva más de 84 horas, está siendo atendido por algunas unidades de Bomberos de Bogotá. De igual manera, en los municipios de Mariquita, Flandes y Melgar, se han registrado emergencia similares en estos últimos días.

Los ciudadanos a través de Twitter han evidenciado el desastre ambiental y piden ayuda para controlar el fuego.