No le tengo miedo al lobo

608

Esta espectacular escena no fue filmada en Yellowstone ni en Alaska sino en Abruzzo (Italia) por Raffaele Imondi, quien ha estado fotografiando lobos y osos (y más) durante años con gran pasión y ética.

La presencia de un cadáver representa para ambos una importante fuente de alimento que el oso guarda y defiende para evitar que el lobo se lo robe.

El oso y el lobo son dos especies esquivas y difíciles de avistar incluso de forma individual para poder observarlos juntos y en este caso también interactuar, es un evento que es difícil de presenciar y que merece, sin duda, ser difundido para que mucha gente como sea posible pueda verlo.

Vídeo Facebook: Raffaele Imondi #iononhopauradellupo