“No usamos cannabis con fines recreativos. Lo usamos con fines medicinales”. Iván Duque sobre naciente industria de Cannabis en el país

856
Presidente Iván Duque hablando para AP en Tel Aviv , Foto Ariel Schalit

En entrevista para la Associated Press (AP), desde Tel Aviv, Israel, el presidente de Colombia, Iván Duque, afirmó tener una esperanza enorme en la industria de la marihuana terapéutica pero negó la posibilidad de explotar en los próximos años la industria de la coca.

En la entrevista afirmó que la promoción del cannabis para uso médico es un contexto diferente al de la cocaína, la segunda la catalogó como terrible para el medio ambiente.

“Para sembrar una hectárea de coca en Colombia se destruyen dos hectáreas de jungla tropical”, aseguró. “Además, la producción de cocaína deja una enorme huella de carbono. Se utiliza mucha gasolina, mucho cemento”.

Dentro de la entrevista recalcó que en julio, Colombia retiró la prohibición a la exportación de la flor seca de cannabis, con el fin de explotar sus derivados tanto en la industria cosmética como en la médica. También recordó que Israel fue el tercer país en legalizar la exportación de marihuana y que 100.000 israelíes tienen permiso de uso de la marihuana con fines médicos.

Los números de Israel puede que hayan motivado a Duque a abrirse a estas permisibilidades que antes eran criticadas y hasta enfrascadas dentro del concepto tabú. Resulta que en Israel hay 110 compañías tecnológicas enfocadas en estudiar el cannabis desde el campo médico, esto ha permitido que a dicho país lleguen inversiones cercanas a los 350 millones de dólares desde el año 2015.

Estas afinidad sobre el cannabis médico reafirma su postura de rechazo al uso recreativo, “No usamos cannabis con fines recreativos. Lo usamos con fines medicinales”, afirmó el presidente en la entrevista, en la que también recordaron de que fue él, como presidente, quien decretó la prohibición de la posesión de drogas en espacio público, decisión en contravía del máximo tribunal del país, la corte suprema de justicia, que permitía el porte de dosis mínimas de marihuana.

Lucha contra las drogas, líderes sociales y áreas protegidas

Duque mantiene firme su posición de reanudar la erradicación aérea de plantíos de coca pero primero debe enfrentarse al reto de los obstáculos legales y las protestas de campesinos afectados. Esta decisión de retornar a la aspersión aérea se da debido a que 4 años antes del tratado de paz el área de bosque perdido era de 562.000 hectáreas, mientras que posterior al tratado las hectáreas aumentaron hasta 747.000, presuntamente para el cultivo de coca.

También tuvo espacios para los líderes sociales, Colombia es reconocida por ser un territorio con muchísima inseguridad para sus líderes sociales, de hecho, se presume que un tercio de los líderes sociales asesinados se dan en Colombia, según Global Witness, en 2020, a pesar de la pandemia, alrededor de 65 líderes fueron asesinados, el resultado global fue de 227. Bastante influyentes los números colombianos en estas métricas. sobre soluciones a los líderes exclamó que el gobierno está bregando por combatir los carteles del narcotráfico, los mayores culpables de la muerte de los líderes según Duque.

Resaltó también que aumentará en un 100% las áreas protegidas del territorio colombiano antes de finalizar su gobierno. Hoy las cifras apuntan a que un 15% total del territorio colombiano está dentro del concepto de área protegida, ya sea como parque o como reservas en manos del gobierno, su visión sería pasar del 15% al 30% antes de salir de la Casa de Nariño.