Este lunes en la tarde, llegó a Ecuador el autobús que trasladaba venezolanos hasta Perú y que estuvo varado en Villa Rica, municipio ubicado al norte del departamento del Cauca de Colombia, por espacio de 5 días, debido a una protesta indígena que impedía el paso de la unidad por la carretera Panamericana.

Como consecuencia de esto, el grupo de venezolanos tuvo que “sobrevivir”, durante casi una semana, con base en las donaciones que hacían los campesinos cercanos e incluso autoridades policiales colombianas.

Según un grupo de los pasajeros de la unidad, los policías colombianos les ofrecieron comida pagada “de su propio bolsillo” para ayudarlos mientras se resolvía el inconveniente que les impedía movilizarse.