Sin importar la distancia, el cansancio y la sed, la policía nacional de Cartagena acompañada de los feligreses y los miembros de la arquidiócesis de Cartagena hicieron un recorrido con la virgen de Nuestra Señora de la Candelaria en sus hombros.

La virgen de Nuestra Señora de Cartagena es también llamada la patrona de los Cartageneros ya que existe en la ciudad gran devoción hacia ella, ubicada en el Convento de la Popa recibe la llegada de fieles seguidores que acuden a ella por agradecimiento y bendición.

El Santuario es manejado por los agustinos recoletos lo cual los convierte en los organizadores de cada fiesta o celebración en compañía de la Cofradía de la Candelaria, logrando conmemorar el nombre de la virgen de la Candelaria frente a miles de cartageneros.