Estar físicamente activo es importante para mantener una buena salud. Sin embargo, es difícil permanecer motivado y comprender exactamente qué tipo de actividades se necesitan para estar en forma. Por eso, en Google trabaja en conjunto con la American Heart Association (AHA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para orientar a las personas en temas como la frecuencia, la intensidad y los tipos de ejercicio que necesitan para impactar significativamente su salud.

Esta nueva actualización de Google Fit se enfoca en los aspectos más fáciles e importantes que permiten alcanzar un ritmo de vida saludable.

Actividades que promueven el bienestar

Según las recomendaciones de la AHA y la OMS, Google Fit ahora se basa en dos ejes para medir la actividad física: minutos de movimiento y puntos cardiacos.

Los minutos de movimiento están representados en las actividades que las personas realizan durante el día cuando no están sentadas y en esas pequeñas decisiones saludables de todos los días: subir escaleras en lugar de usar el ascensor o encontrarse con un amigo para caminar y no para tomar café.

Los puntos cardíacos tienen que ver con las acciones que hacen que el corazón bombee con más fuerza, pues tienen grandes beneficios para la salud corporal y para el bienestar mental. Los usuarios de Google Fit marcarán un punto por cada minuto de actividad moderadamente intensa que realicen, como aumentar el ritmo mientras pasean a su perro, y puntos dobles por actividades más intensas como correr o practicar kickboxing.

Nuevo diseño en forma y fondo

Con este rediseño, Google Fit quiere lograr que las recomendaciones de la AHA y de la OMS, sean claras y realizables para que los usuarios puedan llevar una vida verdaderamente sana y saludable. Seguir el progreso de un objetivo, obtener consejos de entrenamiento y verificar el historial de actividades físicas nunca había sido tan fácil.