Nueve extorsionistas capturados en el sur de Bolívar y Tolima

288
EXTORSIONISTAS

En una exitosa operación simultánea realizada en las últimas horas por la Armada de Colombia en varias regiones del país, se logró como resultado la captura de nueve extorsionistas, ocho de ellos pertenecientes al Grupo Armado Organizado “Clan del Golfo”.

Luego de efectivas labores de inteligencia, tropas del Grupo de Acción Unificada para la Libertad Personal Gaula Militar Bolívar de la Armada de Colombia; el Ejército Nacional y efectivos de la Policía Nacional, desarrollaron una contundente operación en los municipios de Achí, Barrancodeloba y Montecristo, al sur de Bolívar, logrando la captura de siete hombres y una mujer por los delitos de concierto para delinquir con fines extorsivos, y fabricación y tráfico de estupefacientes.

Los ocho capturados, que pertenecían a la estructura “Erlin Pino Duarte” del Grupo Armado Organizado “Clan del Golfo”, desde hacía varios meses realizaban exigencias económicas a ganaderos, comerciantes, transportadores y agricultores de la ribera del río Cauca, en Bolívar y Antioquia.

De manera simultánea, el Gaula Militar Sucre, en coordinación con funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, capturaron en el barrio El Salado, de la ciudad de Ibagué, departamento de Tolima, a Juan Manuel Ramírez, quien desde el año 2016, cometía el delito de extorsión, mediante llamadas intimidades a sus víctimas, en las que se hacía pasar por comandante de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia. Tras surtir el proceso judicial, este sujeto, de 29 años de edad, fue cobijado con medida de aseguramiento intramural.

En lo corrido del 2019, los Grupos de Acción Unificada para la Libertad Personal adscritos a la Brigada de Infantería de Marina No.1, han capturado a 26 sujetos sindicados del delito de extorsión, como parte de la Acción Unificada en la lucha contra este flagelo, en las áreas bajo su responsabilidad.

La Armada de Colombia continuará desarrollando operaciones unificadas ofensivas que enfrenten los delitos contra la libertad personal en el Caribe colombiano, al tiempo que pone a disposición de la ciudadanía la línea 147 para denunciar cualquier tipo de actividad que atente contra la vida y la seguridad de los pobladores.