A principios de 2017 el investigador e historiador bíblico Ralph Ellis afirma haber encontrado la única representación real de la imagen de Jesús en una moneda

Ahora, la historiadora Joan Taylor, profesora de estudios religiosos en el King’s College de Londres, pinta una imagen completamente diferente del hijo de Dios en su libro llamado; “¿Qué aspecto tenía Jesús?” (en inglés, ‘What Did Jesus Look Like?’).

La mayoría de las personas que vivieron en la misma época -asegura la autora- y en la misma área que Jesús, tenían ojos marrones, el pelo negro y piel aceitunada, afirman los científicos.

Entonces, ¿Cuál era el aspecto real de Jesús?

El nuevo estudio de Taylor redibuja al fundador del cristianismo asegurando que la mayoría de las representaciones de Jesús siguen un modelo clasista general que lo muestra como un hombre blanco, alto, rubio y con barba.

La autora, según LiveScience, cree que Jesús no era mucho más alto que sus coetáneos, pues medía unos 164 centímetros, que era la estatura media de un hombre adulto en aquellos tiempos. Para afirmar eso Taylor se basa en restos de esqueletos de personas que vivieron en Judea y algunas zonas de Egipto en la misma época que Jesús. Esas personas, considera la autora, tenían los ojos marrones, el pelo negro y la piel aceitunada, un aspecto que no encaja con el arquetipo de europeo blanco.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente