A los niños les debemos el cariño,
el respeto, la sonrisa, la ternura,
fomentar sus alegrías y sus risas.

Les debemos la educación,
un hogar lleno de paz,
el apoyo para sus sueños
y fomentar sus ilusiones.

Les debemos un futuro
sin aprensiones ni temores,
un medio ambiente respirable
con árboles y fauna hermosa,
con gráciles y bellas mariposas.

A los niños les debemos
las canciones y los cuentos,
continuar con un legado
equitativo y equilibrado,
que preserve la existencia.

A todos los niños del mundo
les regalo hoy estos versos,
el anhelo de un futuro mejor,
lleno de amor, cuidados y respeto.

Por: Rossi Er