Obras del Megaproyecto Río Bogotá con problemas

301

Pero más preocupa a la CGR el desarrollo de los contratos que se ejecutan dentro del Megaproyecto Río Bogotá, pues existen obras que han significado grandes inversiones y que no cumplen con requerimientos técnicos y contractuales, como es el caso de los jarillones y obras de paisajismo.

Para el caso de la PTAR Salitre Fase I, existe incumplimiento de las obligaciones de la licencia ambiental. Se presentan debilidades en la calidad de agua y olores ofensivos, así como mala disposición de los biosólidos (el lodo que emana con químicos).

En cuanto a la PTAR Canoas, la CAR está entregando los recursos (convenio inicial de $20.000 millones) a la Empresa de Acueducto de Bogotá para estudios, sin la debida planeación y el debido soporte de los costos (la obra tiene un costo de $4,6 billones y la CAR aporta $1,5 billones de ese valor).

Buena parte de la problemática encontrada por la Contraloría se debe a deficiencias importantes en la planeación y control contractual que ha conllevado a que los estudios y diseños elaborados para las obras tengan que volver a realizarse y que los contratos, de toda índole, sean prorrogados y adicionados.

Pareciera que se volvió costumbre en la CAR adicionar y prorrogar contratos, contrario a los principios administrativos y de contratación estatal.