Obras hidráulicas sustentables: un aporte real al planeta

377

La necesidad de avanzar hacia un desarrollo sostenible forma parte del desafío actual de la ingeniería. Fenómenos como el calentamiento global, la contaminación del agua potable, la erosión de los suelos, las emisiones de dióxido de carbono, entre otras, destruyen progresivamente nuestro planeta.

Por ese motivo, para proteger al medio ambiente y a nuestros recursos no renovables, la ingeniería está reinventándose a sí misma. Se están generando nuevos métodos de construcción de obras hidráulicas para hacer frente a la creciente escasez de agua potable y ser capaces de reducir al máximo el impacto medioambiental de las grandes obras de infraestructura.

¿Por qué es importante?

El cambio climático genera una disminución de los recursos hídricos en distintas regiones, especialmente en zonas áridas. Esto crea la necesidad de tener un diseño más eficiente que optimice los recursos. El calentamiento global influye directamente en el ciclo hidrológico y al ser el agua potable un recurso tan fundamental para la industria, la agricultura o el uso doméstico se plantea la urgencia de contar con un nuevo enfoque de este tipo de infraestructuras.

Es por eso que la Hidrología e Ingeniería Hidráulica se han enfocado en desarrollar técnicas para el control de crecidas y planificación de recursos hídricos. Pero no siempre han logrado construir proyectos que sean amigables con el entorno y a la vez tengan una alta durabilidad en el tiempo.

Como solución a este problema, hay nuevas técnicas que se encargan de generar instalaciones duraderas y sostenibles. Un ejemplo de esto sería la implementación de geosintéticos ante problemas de erosión, ya que éstos materiales protegen los suelos en la construcción de canales o represas.

Pero más allá del punto de vista ecológico las mejoras en el campo de la hidroingeniería son una oportunidad económica a futuro. Para lograr que ecología y desarrollo vayan de la mano, es necesario generar lazos entre profesionales, empresas e instituciones gubernamentales.  Particularmente el campo de la ingeniería hidráulica proyecta un importante crecimiento y generación de miles de puestos de trabajo.

De hecho, de acuerdo a una investigación de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) se calcula que en año 2009 más de tres millones de personas en todo el mundo trabajaban de forma directa en el sector de la construcción sustentable, cifra que se multiplica al tener en cuenta los empleos indirectos. Y por su parte el informe Empleos Verdes estima que para el año 2030 más de 12 millones de personas podrían encontrar empleo en dicho rubro.

Todo indica que la tendencia seguirá creciendo y con el tiempo, las tecnologías a gran escala pensadas desde la ecología serán moneda corriente. Y no sólo será bueno para el medio ambiente sino también para la economía global.

Quienes deseen obtener más información sobre este tema pueden acceder aquí: https://www.maccaferri.com/br/es/aplicaciones/obras-hidraulica/