Ocho personas fallecidas, seis lesionadas, una desaparecida y tres mil familias afectadas y damnificadas deja hasta el momento la segunda temporada de lluvias que se presenta en el departamento de Antioquia, según lo informó Gilberto Mazo Herrera, coordinador del Área de Manejo de Desastres, del Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres –Dapard-.

A causa de las fuertes precipitaciones de los últimos días, 16 municipios han sufrido daños en sus áreas urbanas y rurales, como son Barbosa, Donmatías, Segovia, Heliconia, Chigorodó, Dabeiba, La Estrella, Mutatá, Copacabana, Murindó, Frontino, Vigía del Fuerte, El Bagre, La Ceja, Zaragoza y Santa Bárbara.

Los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres reportan daños en cultivos de pan coger en La Ceja y Murindó, cultivos que sirven de sustento a las familias de escasos recursos.

En el caso de los municipios de Murindó y Vigía del Fuerte, los ríos están evolucionando por causa de procesos erosivos que han disminuido la distancia entre las viviendas y las corrientes, poniendo en riesgo las viviendas, los bienes y la vida de las personas.

De acuerdo con los informes actualizados del Centro Regional de Pronósticos y Alertas, en total 35 municipios antioqueños se encuentran en alerta por la probabilidad de ocurrencia de deslizamientos. De ellos, 8 están en Alerta Naranja y 27 en Alerta Amarilla.

También podrían presentarse crecientes súbitas en 16 municipios, por el incremento de caudales en los ríos Atrato, San José, Tenche, El Bagre, Nechí, Tarazá y Nare, y por lo que hay Alerta Roja en los municipios de Vigía del Fuerte, Murindó, Cáceres, Caucasia, Tarazá, Nechí, El Bagre y Zaragoza.

Por el riesgo de crecientes se hallan en Alerta Naranja las localidades de Apartadó, Turbo, Chigorodó, Carepa, San Pedro de Urabá, Arboletes, San Juan de Urabá y Necoclí, por causa de los ríos Mulatos, León, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Vijagual, Zungo, Riogrande, Guadualito, Currulao y Turbo.

Gilberto Mazo Herrera indicó que las lluvias continuarán en el departamento de Antioquia y es por ello que la comunidad debe estar alerta ante la ocurrencia de cualquier eventualidad, sobre todo si el asentamiento está ubicado en las márgenes de los ríos.