Algunos de los vendedores ambulantes venezolanos que suelen verse en las calles o en los transportes públicos de Bogotá podrían ser militares chavistas encubiertos.

Tal afirmación la  sostiene una investigación publicada en el medio estadounidense Bloomberg, que reseña que estas personas serían enviadas por el régimen de Nicolás Maduro para vigilar a quienes consideran enemigos.

Los espías harían parte de una unidad de contrainteligencia conocida como la ‘Sombra’, y estarían ubicados en zonas estratégicas de la capital colombiana como el parque del Virrey o cafés aledaños al Hotel Dann Carlton, camuflados como personas de mediana edad, jóvenes o profesores, pero en realidad son “mercenarios y ex oficiales venezolanos que traman su próximo movimiento”.

Ya las autoridades colombianas han expulsado varias personas de distintas nacionalidades a las que han descubierto en casos de espionaje.

Como un capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) encontrado con fotografías de una base de la Armada, o el venezolano Brayan Andrés Díaz Díaz que ingresó de forma irregular a un comando aéreo, y también el cubano Juan Manuel Peña que hacía trabajo de inteligencia para el G2 cubano.

Para leer el reportaje de Bloomberg ( En Ingles) completo haga clic aquí.