Sin lugar a duda este año ha estado lleno de sorpresas, en especial en el sector comercial, debido al gran impacto que ha causado la cuarentena por la pandemia. Hemos visto cómo muchas empresas han cerrado alrededor del mundo, pero lo que más me duele es ser testigo del cierre de negocios a los cuales frecuentaba de pequeño en Cartagena.

A pesar de las dificultades en estos tiempos de incertidumbre y de recesión económica, en la compañía donde trabajo, hemos podido ayudar a muchas empresas a generar más ingresos que antes de la pandemia, y esto no tiene nada que ver con que más gente esté haciendo compras online, simplemente hemos cambiado el ángulo y el enfoque al hacer mercadeo online.

Hoy en día es muy fácil pautar en plataformas virtuales, como por ejemplo Google o Facebook. Lo mejor de todo es que se puede hacer con tan solo unos clics, a costos muy asequibles, en muy corto tiempo y con una cobertura mucho mayor que las tradicionales pautas en televisión. Eso sí, que sea fácil no significa que nos exime de cometer errores.

Durante estos años de experiencia ayudando a cientos de empresas a pautar digitalmente, he podido estudiar los tres errores más comunes que cometen las empresas al pautar en Facebook, desde emprendimientos “pequeños” hasta compañías de gran tamaño.

Antes que todo, quisiera recalcar que el objetivo de estas plataformas es generar ingresos mediante publicidad, y es por esto que ellas mismas ofrecen múltiples herramientas para que los usuarios aprendan a pautar en ellas efectivamente.

También quisiera reiterar que llamo a esto una oportunidad, ya que en tiempos de pandemia, hay muchísimas restricciones de salida y la mayoría de las personas tienen que permanecer en casa. Estas plataformas nos ofrecen la oportunidad de seguir en contacto con los consumidores sin importar dónde estén; y si esto se hace efectivamente, cualquier empresa puede pasar a generar ingresos online.

Además de poder hacer publicidad paga, cualquier negocio puede aprovechar todas las herramientas de estas plataformas que son gratuitas. Por ejemplo, algo que las empresas deben tener es Google My Business; la cual es una herramienta sin costo que facilita la búsqueda de un negocio por Google.

Ahora, al momento de realizar una publicidad paga en Facebook, el primer error que veo es el uso incorrecto de las audiencias que te propone Facebook. Por ejemplo, cuando empiezas a pautar en Facebook, ellos te brindan la oportunidad de segmentar y detallar la audiencia a la cual quieres mostrarle tu anuncio. Vemos que las empresas escogen demasiados “intereses” y atributos – queriendo así intentar describir a su consumidor perfecto.

Facebook nos ofrece miles de descriptores, pero eso no significa que hay que usarlos todos. Podemos ser un poco más generales y darle a Facebook la oportunidad de segmentar por nosotros. Créeme, Facebook es más inteligente que nosotros a la hora de encontrar un posible cliente.

El segundo error más común que veo es que las empresas piensan que por tener un anuncio llamativo les va a traer resultados de forma inmediata. Mientras que las personas utilizan plataformas como Google o Bing para buscar un producto, un servicio o sencillamente una respuesta, en Facebook no están buscando nada, simplemente navegan a través de fotos y videos ignorando los anuncios.

Por eso, a la hora de crear un anuncio debemos hacerlo de una manera natural para el usuario. Es decir, entre menos se parezca a un anuncio, mejor. Y es aquí donde un buen profesional de mercadeo digital te puede ayudar. Mi objetivo como Profesional en Mercadeo Digital es llevarle este anuncio a personas que sean más propensas a interactuar positivamente con este.

Es muy común escuchar a gente decir que los videos son “mejores” que las fotos a la hora de hacer publicaciones en Facebook. Este es el tercer error: hacer publicaciones basadas en generalizaciones. Lo que para un negocio puede ser más productivo, para otro no lo es. Debes probar ambas alternativas y analizar cuál funciona mejor, recordando siempre que el video debe ser corto y cautivador, y su imagen no debe tener mucho texto

Y, a final de cuentas, algo que es muy importante es el “destino” del usuario. O sea, cuando alguien le haga clic a tu anuncio, es fundamental tener una página web que sea fácil de navegar y de entender. Es decir, si quieres que las personas hagan pedidos online, hazle saber dónde y cómo. ¡Sé directo!

Lastimosamente, no podemos cambiar la situación actual, pero sí podemos ver desde otra perspectiva, con las diferentes herramientas que pueden cambiar la manera como hacemos negocios hoy en día. Estoy convencido que debemos apostarle a la digitalización de nuestros emprendimientos.

Sin importar el tamaño de su empresa, aprovecha las miles de herramientas que hay online, algunas son gratis y puedes empezar hoy mismo.

Por: Augusto Vidales
MSc Marketing

Augusto Vidales es Graduado de la Universidad de Tampa con Maestría en Mercadeo, cuenta con varios años de experiencia laboral en mercadeo digital, actualmente residenciado en la Ciudad de Nashville, Tennessee.

Maneja los presupuestos para publicidad online de varios millones de dólares anuales de varias empresas en diferentes verticales, como salud, finanzas, suministro de bienes y servicios, entidades sin ánimo de lucro, asesores de riesgo entre otras.