Tomarse una foto con las Palenqueras en las murallas de Cartagena de Indias; escuchar una voz pregonar “piña, papaya, melón” en las calles del Centro Histórico; disfrutar de un raspado en las plazas; o hacer una pausa técnica en el Palito de Caucho de la Avenida Venezuela, para hacerse limpiar los zapatos mientras se escuchan las viejas historias de Cartagena de Indias de parte de los mismos lustrabotas, son definitivamente algunos de los planes más antiguos, llamativos y originales que solo tiene esta ciudad, la más dinámica del país en la atracción del turismo nacional e internacional.

VENDEDORES

Por esto la Corporación de Turismo y la Alcaldía Mayor de Cartagena en cabeza de Pedrito Pereira Caballero (e), a través de la Escuela de Gobierno y Liderazgo y con el apoyo del Museo Histórico (MUHCA) capacitó la semana pasada en historia, manejo ambiental y atención al cliente a más de 70 personas prestadoras de los mencionados servicios, como una medida para la competitividad y la sostenibilidad de la ciudad como un destino turístico.

Irvin Pérez Muñoz, Presidente Ejecutivo (e) de Corpoturismo expresó que “El objetivo de este proceso es promover el desarrollo humano y el trabajo en equipo de estas personas, que durante más de 50 años han aportado a la ciudad a través de sus oficios, y que son un referente iconográfico en la Costa Caribe colombiana y una muestra de nuestras tradiciones”.

VENDEDORES

Pérez Muñoz resaltó que, trabajar con la gente además de ser un plan de acción del distrito, en aras de beneficiar y robustecer la calidad del servicio del destino por medio de los prestadores que operan en la zona turística, “es un reconocimiento a lo que representan en la ciudad estas personas tan emblemáticas que solo se ven en Cartagena de Indias”.

Por su parte Nicolás Díaz, lustrabotas, manifestó sentirse orgulloso de ejercer tal oficio y agradeció la oportunidad de capacitarse, pues considera que su trabajo está en vías de extinción y ve el turismo como una oportunidad para preservarlo. “El compromiso que tenemos es con la ciudad, el turismo y el mundo entero, para seguir sirviéndole a la comunidad. Estamos dispuestos a darle buen ejemplo a nuestra ciudad”.

VENDEDORES

A su turno José Vega, vendedor de raspado dijo, “Esto es lo mejor que nos ha pasado con el apoyo de las entidades. Estos talleres nos han ayudado a tener un mejor comportamiento, el buen manejo al cliente, trabajar por la buena imagen de Cartagena y que el turismo que venga se lleve una buena imagen. Nosotros hacemos parte de Cartagena de Indias y queremos que nos miren diferente”.

vENDEDORES

Las capacitaciones fueron realizadas en el Museo Histórico de Cartagena de Indias, donde se tocaron, además, temas como conservación, protección y uso sostenible del patrimonio cultural.