Le llaman el “pirata del Caribe” porque está diezmando la población de cientos de especies en las aguas de este mar.

El pez león es uno de los desafíos medioambientales más complejos de los últimos años y los torneos de pesca se han convertido en una divertida solución para combatirlo.