El canal italiano TV2000, entrevistó al Sumo Pontífice y este asegura que una de las frases originales en la oración podría generar confusión al momento de ser interpretada por los fieles católicos que la proclaman en las eucaristías o en sus encuentros personales con Dios.

La frase en cuestión es: “no nos induzcas a la tentación”, esta fue reemplazada el pasado 3 de diciembre en Francia  por: “no nos dejes caer en la tentación”, tal como se usa en español). Al respecto de la nueva traducción de la oración cristiana  el papa Francisco se mostró partidario de la decisión y agregó qué es una opción que debería adoptarse en muchos otros idiomas.

El máximo líder católico concluye aclarando que apoya esta propuesta de cambio ya que la traducción de la oración al inglés y a otras lenguas, “no es una buena traducción” y podría generar confusión al momento de ser interpretada. Para él la frase francesa que traducida “no nos induzcas a la tentación” significa: que Dios está tentando voluntariamente al hombre y eso no es coherente con lo proclamado por la fe católica, “quien te induce a la tentación es Satanás. Es el trabajo de Satanás”, agregó.