Ester, tengo que declarar que, además de lo escrutado en tu lenguaje corporal durante las charlas en las cuales hemos coincidido y tras conocer tu impresionante prontuario, solo puedo agregar que eres un ser excepcional, inmenso. No muy seguido se topa uno con una mujer con títulos, trabajos y triunfos gigantes cosechados, seguramente con ingentes esfuerzos y privaciones, así como con esa disciplina inquebrantable que vence obstáculos infranqueables. Como es evidente en tu caso, maestra, y de esto habla por sí sola tu obra.

Ojalá yo tuviese o alcanzase algún día siquiera un décimo de tus logros, con lo cual me daría por satisfecho y triunfador para el resto de mi vida.

Pero esto y mucho más está dicho y escrito en los pergaminos de la historia literaria mundial, donde tu nombre y obras pernoctarán por siempre, cual herencia invaluable para quienes te siguen el paso.

Por lo tanto, mi querida y respetada Ester, quiero ofrecerte este detalle para que lo guardes en el cofre de tu alma.

Escritores y poetas de distintos países se reunieron este 31 de enero del 2022 para celebrar el cumpleaños 89 de la escritora y poeta Brasileña Ester Abreu Vieira de Oliveira.

Tengo que confesarte que, además de admirar y aplaudir lo que has hecho y logrado a lo largo de tu existencia, hay algo en ti que aprecio más que nada, que me impacta y que quisiera tener por siempre, cual perenne y grata reminiscencia. Se trata de esa sonrisa sincera y vivaz que se asoma a tus ojos, con la cual acaricias y reconfortas a quien tenga la dicha… qué digo dicha: ¡el placer! de verla, de recibirla, de ser mirado por ti. Porque, Ester, cuando sonríes con tus ojos, ¡ay, mujer!, le calmas a quien sea esa prisa mundana que afecta al ser humano y que le impide detenerse a contemplar y disfrutar de las cosas bellas y gratuitas de la vida; como un atardecer, el vuelo del colibrí, el perfume de la flor de cera o el del geranio…

Esa sonrisa tuya, Ester, sosiega espíritus agobiados, amén de desatar pasiones extrañas… las que algunos vates llaman inspiración.

Ester, además de las galas de tu hoja de vida y de la sonrisa magnética que engalana tu rostro de embrujo tropical, tienes la fuerza y la belleza protagónicas de un personaje para un poema, un relato, una narración romántica o una novela… ¡Cómo me gustaría que algún día tal obra fuese de nuestra autoría!

Por: Wilson Rogelio Enciso
(Colombia, 1958) es autor de novelas, relatos y narraciones románticas (wrenciso.com). Obras por las que ha recibido varios reconocimientos internacionales. Esta, su narración romántica No. 176, Para Ester, se la compuso a la poetisa y escritora brasileña Ester Abreu Vieira de Oliveira (Vitoria, 31 de enero de 1933) y la leyó durante su cumpleaños número 89, celebrado en reunión virtual con más de treinta amigos de letras y artes de diversas nacionalidades que se dieron cita para tan magna e inédita ocasión.