Páramo Santurbán Berlín delimitación, Sentencia T-361 de 2017

131
Corte Constitucional

La preocupación por la protección de los páramos deviene de tiempo atrás, la Ley 79 de 1986, por ejemplo, a través del artículo primero declaró áreas de reserva forestal protectora, para la conservación y preservación del agua, todos los bosques y la vegetación natural, existentes en el territorio nacional, que se encuentren sobre la cota de los tres mil (3.000) metros sobre el nivel del mar, territorio que en la mayoría de los casos corresponde con la ubicación de ecosistemas de páramo.

Desde la Constitución Política de Colombia de 1991, los ecosistemas de páramos han sido considerados como áreas de especial protección por parte del Estado, es así como dicho mandato fue incorporado en la Ley 99 de 1993, señalando para el efecto que las zonas de páramos, subpáramos, los nacimientos de agua y las zonas de recarga de acuíferos serán objeto de protección especial, entre otras cosas, por su importancia estratégica para la conservación de recursos hídricos que surten de agua los acueductos municipales y distritales. La Ley 373 de 1997 señaló la importancia de incluir en la elaboración del programa para el uso eficiente y ahorro del agua la importancia de adquirir con carácter prioritario por las entidades ambientales de la jurisdicción correspondiente, zonas de páramos, bosques de niebla y áreas de influencia de nacimientos de acuíferos y de estrellas fluviales.

Con base en ello, se expedirían una serie de directrices desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible hacia las Corporaciones Autónomas Regionales orientadas a la conservación y protección de los ecosistemas de páramos (Resoluciones 769 de 2002, 839 de 2003, 1128 de 2006 y 937 de 2011, Decreto 2372 de 2010 (artículo 20), Decreto 2041 de 2014 (artículo 10)).

Ahora bien, el Gobierno Nacional comprometido con la conservación de los ecosistemas de páramos, incluiría en el Plan Nacional de Desarrollo del año 2011, acogido por la Ley 1450, el artículo 202 a través del cual le ordenó al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible realizar la delimitación de los ecosistemas de páramos a escala 1:25.000. De igual forma, el numeral 16 del artículo 2 del Decreto-Ley 3570 de 2011, le ordenó al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible delimitar los ecosistemas de páramo mediante acto administrativo, a escala 1:25.000, y con base en estudios técnicos, sociales, económicos y ambientales, cuya elaboración es de competencia de las autoridades ambientales regionales con jurisdicción en el área.

Con base en los anteriores fundamentos legales, el 19 de diciembre de 2014 este Ministerio expediría la Resolución 2090 de 2014 “Por medio de la cual se delimita el Páramo Jurisdicciones – Santurbán – Berlín, y se adoptan otras determinaciones”, la cual se fundamentó en los estudios entregados por la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental y los aportes del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, buscando en todo caso la consideración y armonización de los preceptos constitucionales que señalan los deberes del Estado frente a la protección del medio ambiente y los tendientes a promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes allí consagrados.
La Corte Constitucional, emitió la Sentencia T-361 de 2017, la cual ordenó al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible entorno a la delimitación del Páramo Jurisdicciones Santurbán – Berlín acto administrativo que deberá expedirse en el marco de un procedimiento previo, amplio, participativo, eficaz y deliberativo.
De conformidad con lo contemplado por la Sentencia T-361 de 2016, se tiene previsto adelantar las fases que a continuación se presentan.

La metodología prevista por el Ministerio de Ambiente contempla la realización de sesiones que se llevarán a cabo en nueve nodos en el territorio. Estos nodos se identificaron teniendo en cuenta diferentes criterios fundamentados en lo señalado por la Corte Constitucional con el fin de garantizar la participación de todos los interesados.
Convocatoria: Debe darse por diferentes medios de comunicación de una manera amplia, pública y abierta de la comunidad del macizo de Santurbán, de forma que se garantice que la población conozca el inicio de este procedimiento.

La convocatoria explicará el objeto del trámite, cómo se dará la participación, los deberes y derechos de los participantes y el cronograma de actuaciones que desarrollará el MADS para emitir la resolución que materialice la clasificación de territorio de la zona.
Igualmente el Ministerio de Ambiente creó un vínculo en su página web institucional, de fácil visibilidad y acceso, que servirá para mantener informados a los participantes del procedimiento de delimitación del Páramo Jurisdicciones Santurbán-Berlín. Este vínculo contiene: la Sentencia T-361 de 2017, el cronograma de las fases de participación, los documentos y los datos. Igualmente, de manera frecuente se actualizará la información contenida en este vínculo con el fin de que se puedan encontrar las fechas y lugares de realización de las sesiones de intervención o de participación de la comunidad.

Fase de Información: Todas las personas interesadas podrán acudir a las jornadas en territorio a los estudios sobre la delimitación del Páramo de Santurbán. Como mínimo, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible deberá divulgar, en el vínculo destinado para informar a la comunidad sobre el procedimiento de delimitación, los documentos técnicos elaborados por: a) el Instituto de Investigaciones de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt –IAvH-; b) la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental –CORPORNOR-; c) la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga –CDMB-; y d) por otras organizaciones que estime necesario.

Fase de consulta e iniciativa: en esta fase los participantes emiten su opinión, juicio o análisis de las alternativas de la delimitación páramo en sesiones, audiencias o reuniones.
El MADS diseñará estrategias para evitar que los espacios de interacción o exposición sean capturados por sectores que no reflejen auténticamente los intereses ciudadanos o por un sector en específico.

El MADS garantizará las condiciones para que el procedimiento sea público, de modo que los participantes conozcan las posiciones de los demás. Las actas de las intervenciones y los documentos que se incorporen al proceso de delimitación serán divulgados en el vínculo que el Ministerio destinará para informar a la comunidad.

Fase de Concertación: El MADS garantizará espacios de participación que respeten el principio de buena fe y transcurran en un proceso de diálogo deliberativo que busque la configuración de un consenso razonado por medio de argumentos entre las autoridades y los participantes en el marco de sesiones, audiencias o reuniones.

Observaciones al proyecto de acto administrativo: Una vez el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible elabore el proyecto de acto administrativo que delimita el páramo Jurisdicciones Santurbán-Berlín, el cual será puesto a disposición bajo el procedimiento de consulta pública que establece el Decreto 1081 de 2015.

Expedición de la Resolución: El documento final de delimitación será expedido por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible teniendo en cuenta los argumentos esbozados en la deliberación, por lo que el acto administrativo evidenciará la evaluación de los aportes de la comunidad justificando aquellos eventos en los que se aparte de los argumentos que la comunidad sustente.

Implementación de los acuerdos que se logren dentro del proceso de participación: Las autoridades locales y nacionales construirán espacios de participación que permitan a la comunidad intervenir en la implementación de los acuerdos.