El presidente del gobierno español Mariano Rajoy fue derribado este viernes en una moción de censura en el Parlamento, y fue reemplazado por el socialista Pedro Sánchez.

La moción promovida por Sánchez, nuevo presidente del gobierno español, recibió el apoyo de una mayoría de diputados de la cámara baja, 180 de 350. “Queda aprobada la moción de censura”, por lo que Sánchez “se considera investido de la confianza de la cámara”, dijo la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor.

Rajoy se despidió del cargo con una breve alocución en el Congreso de los Diputados en la que afirmó que, tras seis años y medio al frente del Ejecutivo, deja un país mejor del que encontró.

Después de estar ausente toda la tarde de ayer y parte de la mañana de hoy mientras se debatía la moción de censura en su contra, Rajoy acudió al hemiciclo poco antes de que acabara la sesión y pidió la palabra para dirigirse a los diputados.

“Ha sido un honor dejar una España mejor de la que encontré”, dijo Rajoy, que dejará la Jefatura del Ejecutivo durante la mañana de hoy, tras la votación que dará la investidura al socialista Pedro Sánchez.

Rajoy quiso ser “el primero” en felicitar a su inminente sucesor y subrayó que acepta “como demócrata” el resultado de la moción de censura, aunque no comparta “lo que se ha hecho”.

El líder del Partido Popular (PP), que llegó al poder en diciembre de 2011, ha gobernado hasta hoy, cuando va a ser derrotado por una moción de censura presentada por los socialistas y que justifican en la vinculación del partido que lidera Rajoy con varios casos de corrupción.